Mons. Lozano se reunió con el presidente de AMIA “La cultura del encuentro es posible”

El lunes 18 de mayo, la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPAS) y la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) participaron de un almuerzo en el que abordaron diversas temáticas de interés mutuo y proyectos que ambos espacios llevan adelante desde el compromiso en la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

El encuentro tuvo lugar en el edificio de AMIA, Pasteur 633, donde el presidente de la CEPAS, monseñor Jorge Eduardo Lozano, y Juan Gregorio Navarro Floria, miembro de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, fueron recibidos por el presidente de AMIA, Leonardo Jmelnitzky, quien estaba acompañado por Daniel Pomerantz, director ejecutivo de la institución, y Leonardo Chullmir y Flavio Goldvaser, miembros de la Comisión Directiva.

En un clima fraterno, los asistentes conversaron sobre la posibilidad de realizar un encuentro de orquestas infanto-juveniles en ocasión del 9 de Julio, la vida religiosa de nuestra sociedad y la gran riqueza que se reconoce en el ejercicio pleno del diálogo interreligioso. 

La reunión entre AMIA y la CEPAS se enmarcó en el tradicional camino de cooperación que la comunidad católica y judía vienen recorriendo conjuntamente en Argentina como manifestación de los estrechos lazos que las unen. El actual Papa Francisco, cuando era arzobispo de Buenos Aires-cardenal Jorge Mario Bergoglio, siempre cultivó la cultura del encuentro entre los distintos credos que conviven en nuestro país y expresan en libertad sus creencias religiosas.

TEXTUALES

Jorge LOZANO: “La cultura del encuentro es posible. El diálogo interreligioso lo llevamos adelante hace muchos años. Hoy compartimos nuestra preocupación por la droga en varias dimensiones: fortaleciendo el sentido de la vida y generando espacios de contención en nuestras comunidades a quienes sufren de adicciones. En la vida democrática es importante la ejemplaridad de quienes tenemos roles de alguna responsabilidad”.

Leonardo JMELNITZKY: “Estamos dialogando y trabajando juntos en un contexto de reciprocidad ya que monseñor Lozano nos había recibido en varias oportunidades. Compartimos nuestras inquietudes en torno a la necesidad específica de visibilizar el rol de la sociedad civil en la construcción de la democracia. Hablamos de la vida del hombre, que no se agota en lo cotidiano, la mirada desde lo trascendente es importante”.

Coment� la nota