Intensa actividad para la ordenación del nuevo obispo marplatense

Intensa actividad para la ordenación del nuevo obispo marplatense

Se espera una participación multitudinaria con miles de fieles llegados de todos los rincones de la diócesis de Mar del Plata.

El próximo sábado 26 de agosto, será la ordenación episcopal y toma de posesión del nuevo obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre. Es el séptimo en la historia de la diócesis, el primero marplatense y el más joven que guiará la Iglesia local.

La misa comenzará a las 16, pero desde las 14 habrá música y animación para preparar a todos los que vendrán a este importante acontecimiento.

Se espera una participación multitudinaria con miles de fieles llegados de todos los rincones de la diócesis de Mar del Plata: General Pueyrredón, General Alvarado, General Madariaga, Necochea, Lobería, Balcarce, Mar Chiquita, Villa Gesell y Pinamar; y cientos de sacerdotes e invitados venidos de todo el país. “Queremos que sea una gran fiesta, la celebración de una buena noticia”, expresó el padre Luis Albóniga actual administrador de la Catedral.

“Estimamos que vendrán más de 20 obispos y de 130 sacerdotes, habrá unos 150 lugares para invitados y para su familia; y luego mucha gente de las parroquias y de las ciudades que componen la diócesis. Pensamos que varios miles adentro y afuera de la Catedral”, detalló Albóniga.

Monseñor Antonio Marino, obispo emérito, consagrará al nuevo obispo, lo hará con los co-consagrantes: monseñor José María Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz y Juan Alberto Puiggari, arzobispo de Paraná; es decir que los últimos tres obispos de la diócesis impondrán sus manos al nuevo obispo de Mar del Plata. Asimismo se confirmó la presencia del cardenal argentino Leonardo Sandri, quien reside en el Vaticano y actualmente es el prefecto de la Congregación para las Iglesia Orientales y consejero de la Comisión Pontificia para América Latina.

“Queremos que sea una gran fiesta, la celebración de una buena noticia, no sólo porque es un nuevo pastor, sino porque el papa Francisco ha elegido a uno de los nuestros. Por eso, queremos comenzar temprano, animando, cantando y rezando. Ya desde las 14 estaremos ubicándonos y nos acompañará la Banda Militar de la Agrupación de Artillería Antiaérea de Ejército 601, a cargo del teniente Wilson Iván Leguiza, y a las 15 comenzará una animación con el padre Juan Pablo Cayrol que nos servirá para entrar en clima, para templar los corazones para la celebración.  Luego la celebración de la ordenación es un ceremonia lindísima, con gestos y símbolos elocuentes que nos hablan del amor de Dios, de la identidad y la misión del nuevo pastor”, manifestó el administrador parroquial de la Catedral.

También el sacerdote detalló que si bien “nuestra Catedral es grande y hermosa, queda chica para ocasiones tan especiales como esta” y por ese motivo informó que habrá pantalla gigante, sonido amplificado y asientos en la explanada de la Catedral para que nadie se pierda los detalles de la celebración de ordenación y toma de posesión de monseñor Mestre.

¿Cómo será la celebración?

Consultado sobre los detalles propios de esta ordenación episcopal y toma de posesión, el presbítero Ariel Sueiro, párroco de San Carlos Borromeo, quien será el “maestro de ceremonias” resaltó que entre los ritos propios de ordenación de un obispo el central “es la imposición de manos del obispo principal que es monseñor Marino, y de los obispos que se llaman co-consagrantes principales, monseñor Arancedo y monseñor Puiggari. Esa imposición de manos es seguida por la plegaria de ordenación que pronuncian todos los obispos presentes. Después de imponer las manos y pronunciar la plegaria, el obispo ordenante principal le unge la cabeza con el santo crisma y luego se procede a entregarle al nuevo obispo los signos propios del obispo: el libro de los Evangelios, Palabra del Señor, que el obispo tiene que proclamar con paciencia y deseo de enseñar; el anillo episcopal que le coloca en el dedo anular, signo de fidelidad y de desposorio con la Iglesia, Esposa santa de Dios, luego la mitra y por último el báculo pastoral que es el signo por excelencia del buen pastor, que cuida a todo el rebaño que el Espíritu Santo le confía como obispo”.

“Monseñor Mestre queda como obispo aquí, por eso en el momento que le entregan el báculo pastoral, monseñor Marino como obispo consagrante principal lo lleva hasta la cátedra que es el signo material desde donde el obispo enseña a su grey y por lo cual se llama Catedral al templo; y allí lo hace sentar. En ese momento, monseñor Mestre se convertirá en el obispo de Mar del Plata y como tal, continúa presidiendo la liturgia eucarística”, detalló Sueiro.

Por su parte, destacó la importancia de esta ordenación episcopal “es muy significativa esta elección del obispo. Es sorprendente que el papa Francisco eligió a uno de los nuestros, un marplatense y esto sucede cuando estamos cumpliendo los sesenta años de la creación de la diócesis. Esto se puede ver como un signo de madurez de la Iglesia particular de Mar del Plata”.

Coment� la nota