Con un panel ecuménico, la Iglesia celebra el día de la mujer

Con un panel ecuménico, la Iglesia celebra el día de la mujer

Con motivo de celebrar el día internacional de la mujer, el próximo viernes 6 de marzo a las 19 la pastoral de la mujer que depende de la diócesis de Mar del Plata, organizó un panel ecuménico donde participarán representantes femeninas de los distintos credos de la ciudad. 

El mismo se llevará a cabo en el aula Cardenal Pironio del CEDIER, sito en Pasaje Catedral 1750. También habrá una misa el domingo 8 de marzo a las 11, en la Catedral de Mar del Plata, que será presidida por el obispo diocesano, monseñor Antonio Marino. 

El panel ecuménico e interreligioso, se realiza desde hace 15 años y estará integrado, como cada año, por mujeres cristianas, judías y musulmanas. En esta edición el lema elegido fue, "Mujer de fe, hoy: el desafío de sanar las heridas físicas y morales de la humanidad". "Pueden participar todos los hombres y mujeres de buena voluntad, incluso este año, se reflexionará, en la temática central, sobre los dolores físicos y morales de la humanidad. También recordamos que hacemos un acto solidario, ya que se piden pañales y leche maternizada para Ain Karem, el centro de ayuda a la mujer embarazada que depende de la diócesis de Mar del Plata", explicó Marta López, presidenta de la pastoral de la Mujer. 

"Desde la asunción del papa Francisco, y la importancia que ha otorgado al ecumenismo, este espacio de encuentro, se ha fortalecido. Señalo dos hechos puntuales: cuando fue elegido el papa Francisco, recibimos llamados y mensajes de felicitación de otros credos. Y en la reunión previa con las integrantes del panel, de las tres religiones monoteístas, nos comentaron que este papa no es sólo católico, sino universal.  Que 'llega' a todas las religiones" manifestó López y señaló la importancia de realizar iniciativas ecuménicas, "para descubrir la unidad en la diversidad". "Este camino lo comenzamos en el 2000 hicimos una  serie de actos que abarcaron desde el 8 al 25 de marzo: muestra de arte, obra de teatro en el Colón, conferencias, actos religiosos católicos, entre otros. En ese contexto surgió la iniciativa de abarcar a la mujer toda en sus diferentes culturas y creencias. Y así llegamos a convocar a mujeres representantes de las tres religiones monoteístas, con la alegría de sostener esta iniciativa durante tantos años ininterrumpidos". 

Por su parte, monseñor Antonio Marino con motivo del 15°aniversario de la pastoral de la mujer, envió su felicitación y alentó a continuar con este trabajo. "La Iglesia viene acompañando la promoción social de mujer en las nuevas condiciones históricas, caracterizadas por fuertes cambios. La tarea es de gran aliento y se ha vuelto hoy más necesaria que nunca. Nuestra visión cristiana de la mujer nos lleva a defender su dignidad y a comprometernos en una acción concreta y eficaz para superar las situaciones de vulnerabilidad y exclusión en las que con frecuencia pueden hallarse las mujeres en nuestro medio. En este sentido, la pastoral de la mujer no vacila en promover en la diócesis encuentros de trabajo con otras mujeres de diversas confesiones en orden a lograr objetivos comunes. E igualmente se hace presente ante organismos civiles cuando las circunstancias lo piden. Nada que tenga que ver con la dignidad femenina puede resultar indiferente". Y consideró "la Pastoral de la mujer procura anunciar nuestras convicciones no solamente con la predicación de principios, sino con el compromiso de nuestras instituciones encargadas de dar concreción a la doctrina mediante actividades caritativas, sea a nivel parroquial como diocesano". 

También el asesor de la pastoral de la Mujer, el presbítero Gabriel Mestre, agradeció en un mensaje a las integrantes de este servicio, y les pidió que, "con la intercesión y el modelo de la Virgen María: sigan siendo transmisoras de la fe. Más allá de sus servicios o tareas específicas, en medio de circunstancias de vida de lo más diversas, con tareas en el corazón de la Iglesia o en el mundo... lo que no se negocia, lo que nunca se omite es esto: ser verdaderas transmisoras de la fe".

Coment� la nota