El catolicismo retrocede, pero sigue siendo la religión mayoritaria

El catolicismo retrocede, pero sigue siendo la religión mayoritaria

Es el resultado de una investigación del Conicet

La Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes Religiosas en Argentina, realizada en 2019 por el programa Sociedad, Cultura y Religión del Programa Sociedad, Cultura y Religión del Centro de Estudios e Investigaciones Laborales (CEIL, CONICET) mostró un "retroceso significativo de la adscripción al catolicismo" aunque de todos modos, continua siendo mayoritaria y un crecimiento de los evangélicos y del segmento que no se reconoce en ninguna religión institucionalizada, así como también de los ateos y agnósticos.

De acuerdo con la investigación, en Argentina, en comparación con otros países latinoamericanos, los sin religión parecen crecer a un ritmo mayor, al tiempo que los evangélicos lo hacen de forma más gradual.

En tan sólo once años, la adscripción a la fe católica pasó de estar por encima de las tres cuartas partes de la población a ser un poco menos del 63 %. Mientras tanto, los sin religión se incrementaron de un 11,3 % a un 18,9 % y los evangélicos lo hicieron de un 9 % a un 15,3 %.

"Cierto decrecimiento del catolicismo, aunque más tenue, se puede comenzar a advertir en el pasaje de 1947 a 1960, que es cuando se realizaron los últimos dos censos nacionales de población en los que se incluyó una pregunta por la adscripción religiosa. En ese momento los católicos pasaron de ser el 93 % al 90,5 %. Esta tendencia general no es exclusiva de la Argentina, sino que es común a los diferentes países de la región y, en términos más generales, a todos los países que alguna vez tuvieron hegemonía católica. Algo similar ocurre con la curva en ascenso de los sin religión y de los evangélicos", señaló Verónica Giménez Béliveau, investigadora independiente del CONICET y también directora de la encuesta.

"Sería interesante contemplar algunos matices del cuadro de situación a nivel nacional, porque si bien la adscripción al catolicismo cae en todo el país, en el NEA y en el NOA lo hace a expensas de los evangélicos; mientras que en Cuyo, Centro, Patagonia y en el Área Metropolitana Buenos Aires el retroceso en la adscripción al catolicismo tiene como contrapartida el crecimiento de los sin filiación religiosa", afirmó Juan Cruz Esquivel, investigador independiente del CONICET y director de la investigación.

A nivel franja etaria, los resultados de la encuesta permiten ver que entre los más jóvenes el peso de los evangélicos y los sin religión es mayor y entre los más adultos el catolicismo conserva guarismos más altos.

A nivel educativo, se observa que los evangélicos representan un porcentaje mayor entre los de menor nivel educativo -26,5 % entre los que no tienen estudios y 21,5 % en el grupo de los que cursaron el primario- y los sin religión, en cambio, entre los de mayor nivel de instrucción (27,2 % entre los que tienen un título universitario y 23,4 % del grupo de los hicieron un terciario).

Comentá la nota