El cardenal Poli llama a adherir a la jornada penitencial “24 horas para el Señor”

El cardenal Poli llama a adherir a la jornada penitencial “24 horas para el Señor”

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, llamó a hacerse eco del pedido del papa Francisco para esta Cuaresma y adherir a la iniciativa “24 horas para el Señor” que se llevará a cabo los días 13 y 14 de marzo en al menos una iglesia de cada diócesis del país.

El purpurado estimó que esta jornada penitencial será “la expresión de la necesidad de oración”. Los templos permanecerán abiertos para permitir acercarse a la confesión y dedicar un momento prolongado de oración con la Palabra de Dios o por medio de la adoración eucarística. La iniciativa lleva por lema: “Dios rico en misericordia”.

“No olvidemos la fuerza de la oración de tantas personas”, exclamó y afirmó que esta jornada penitencial será “expresión de la necesidad de la oración”. 

“Podemos orar en la comunión de la Iglesia terrenal y celestial. No olvidemos la fuerza de la oración de tantas personas”, agregó citando el mensaje cuaresmal del pontífice argentino. 

El purpurado invitó en este sentido a que en la catedral, las parroquias, los santuarios, las basílicas, las iglesias, las capillas, las comunidades religiosas, las sedes de los movimientos, los colegios y en las casas de las instituciones de Iglesia, se dispongan los medios necesarios para encontrarse en la oración esos días. 

“Que el Espíritu Santo conceda a cada comunidad, repetir la experiencia del primer Pentecostés en numerosos lugares de la ciudad, y unidos a la Virgen María, ofrecer a Dios, nuestro Padre, las plegarias por su Iglesia”, manifestó. 

Iglesias de diversas diócesis del mundo, incluidas las argentinas, permanecerán abiertas con la presencia de sacerdotes para que los fieles puedan confesarse. 

Los templos permanecerán abiertos para permitir acercarse a la confesión y dedicar un momento prolongado de oración con la Palabra de Dios o por medio de la adoración eucarística. 

En este marco, el Santo Padre presidirá una liturgia penitencial en la basílica de San Pedro, tras la cual confesará a un grupo de fieles. El año pasado, él mismo se arrodilló ante el confesionario y pidió perdón por los pecados cometidos. 

En la catedral metropolitana de Buenos Aires habrá confesiones el viernes 13 de las 8.30 a las 18, mientras que el sábado 14 serán desde las 9 hasta las 12. El viernes a las 12.30, el cardenal Poli presidirá la misa en unión con el Papa, a las 17 habrá vísperas solemnes de Cuaresma y a las 18 un vía crucis. Esos días el Santísimo estará expuesto para adoración de los fieles.

Coment� la nota