El Vaticano suspende sus servicios ambulatorios por un caso de coronavirus

El Vaticano suspende sus servicios ambulatorios por un caso de coronavirus

El Estado de la Ciudad del Vaticano suspendió temporalmente en la mañana de este viernes 6 de marzo todos los servicios ambulatorios de su Dirección de Sanidad e Higiene por un caso detectado de coronavirus COVID-19.

Según informó el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, por medio de un comunicado, el objetivo de la suspensión es esterilizar las instalaciones tras un diagnóstico positivo por COVID-19 en un paciente.

No obstante, esta suspensión no afecta a los servicios de Urgencias, que permanecerán activos. Asimismo, la Dirección de Sanidad e Higiene del Vaticano, aseguró Bruni, está en contacto estrecho con las autoridades italianas para intercambiar información.

La Santa Sede ha activado todos los protocolos sanitarios previstos para esta emergencia.

Por otra parte, el Vaticano está estudiando adoptar una serie de medidas en coordinación con las autoridades italianas destinadas a evitar contagios de COVID-19.

La Diócesis de Roma ya ha dado instrucciones para implementar medidas preventivas en las iglesias y centros pastorales dependientes del Vicariato. Entre ellas, se ha establecido la obligatoriedad de que la comunión se de en la mano, se ha suspendido el rito de la paz en la liturgia eucarística y se han vaciado las pilas de agua bendita.

También se han suspendido todos los actos pastorales no sacramentales, como catequesis, ejercicios espirituales o cursos prematrimoniales.

Comentá la nota