Roma celebra el 35º aniversario de la muerte de monseñor Romero

Roma celebra el 35º aniversario de la muerte de monseñor Romero

A 35 años de la muerte de monseñor Oscar Romero, quien será beatificado el próximo 23 de mayo en El Salvador, en la ciudad de Roma se conmemora su figura con diferentes iniciativas.

Una de las celebraciones se llevó a cabo el domingo 22 de marzo y consistió en una Misa Solemne presidida por el postulador de monseñor Romero, el arzobispo Vincenzo Paglia en la parroquia de Santa Maria in Traspontina. Posteriormente, los asistentes realizaron una marcha hacia la plaza de San Pedro y participaron al Angelus con el Papa.

Además, este martes 24 de marzo, se realizará una Vigilia ecuménica en memoria de monseñor Romero en la Basílica de los Santos Apóstoles. Dicha vigilia será presida por el obispo auxiliar de Roma, monseñor Matteo Zuppi quien explica para Radio Vaticano su importancia.

“Siempre tuvo una gran relevancia porque desde 1981 algunas realidades hacían memoria de monseñor Romero… una de las peores complicidades que se puede hacer con el mal es el silencio, es el olvidar, al contrario, la memoria es la manera de hacer vivir, defender a quien como monseñor Romero sacrificó su vida por la justicia y por el Evangelio”.

Entre las realidades que han recordado estos años la figura del próximo beato Romero, monseñor Zuppi destacó a la Caritas de Roma, el centro misionario de la diócesis de Roma y la Comunidad de San Egidio, quienes “siempre hicieron oraciones de memoria, de escucha del mensaje de monseñor Romero”.

Asimismo, este obispo auxiliar de Roma explicó que la memoria de monseñor Romero ayuda siempre a recordar a quienes han muerto por la fe recientemente, entre ellos recordó al jesuita holandés Frans Van Der Lugt quien murió en Alepo, las tres misioneras javerianas asesinadas en Burundi y a los 21 coptos egipcios decapitados en Libia.

“Será una vigilia de oración y de recuerdo de todos los misioneros, será ecuménica y casi interreligiosa porque intervendrá también un musulmán… Nuestra convicción profunda es que las religiones no tienen nada que ver con la violencia, en todas las religiones matar a una persona en nombre de Dios es una blasfemia”.

Por último, monseñor Zuppi explica que esta vigilia será ecuménica por el hecho de que “el martirio nos une profundamente, era una intuición de Juan Pablo II por el jubileo que repitió el Papa Francisco… la memoria de quien da la vida a causa de su fe tiene que unirnos más para responder juntos de manera más fuerte a quien quiere dividir y matar”.

Coment� la nota