El Papa al Patriarca Budista: “gracias por permitir libertad de práctica religiosa”

El Papa al Patriarca Budista: “gracias por permitir libertad de práctica religiosa”

Tras encontrarse con las Autoridades de Tailandia y el Cuerpo Diplomático, el Papa Francisco visita el Templo Real en Bangkok para encontrarse con el Patriarca Supremo Budista quien le ha manifestado a Francisco su aprecio por el comportamiento de la Iglesia Católica, que siempre ha ido para ayudar y no para conquistar. El Papa le responde que para los católicos, el proselitismo "está prohibido".

“Este Templo Real es símbolo de los valores y las enseñanzas que caracterizan a este amado pueblo”. Lo ha afirmado el Papa Francisco ante Somdet Phra Ariyavongsagatanana IX, Patriarca Supremo Budista de Tailandia, durante la visita que ha realizado esta mañana al templo Wat Ratchabophit Sathit Maha Simaran. Francisco, hablando acerca de las fuentes del budismo, ha asegurado que la mayoría de los tailandeses “han nutrido e impregnado su manera de reverenciar la vida” y sus ancianos han enseñado “a llevar adelante un estilo de vida sobrio basado en la contemplación, el desapego, el trabajo duro y la disciplina”. Características – ha puntualizado – que nutren el distintivo tan especial que tienen, y que no es otro que “ser considerados como el pueblo de la sonrisa”.

Todo comenzó 50 años atrás

El Papa también ha echado la vista atrás y ha recordado cuando hace 50 años, el decimoséptimo Patriarca Supremo, Somdej Phra Wanarat (Pun Punnasiri), junto con un grupo de importantes monjes budistas, visitó al Papa Pablo VI en el Vaticano. “Esto representó un hito muy importante en el desarrollo del diálogo entre nuestras dos tradiciones religiosas” ha asegurado. Una visita que posteriormente permitió realizar al Papa Juan Pablo II una visita en este mismo Templo al Patriarca Supremo, Su Santidad Somdej Phra Ariyavongsagatanana (Vasana Vasano).

Recientes encuentros entre el Papa y los budistas

Recientemente el Papa Francisco recibió en el Vaticano a una delegación de monjes del templo de Wat Pho. “Pequeños pasos que ayudan a testimoniar no sólo en nuestras comunidades sino en nuestro mundo, tan impulsado a generar y propagar divisiones y exclusiones, que la cultura del encuentro es posible” ha señalado el Papa, a la vez que asegura que este tipo de posibilidades nos recuerdan “lo importante que es el que las religiones se manifiesten cada vez más como faros de esperanza, en cuanto promotoras y garantes de fraternidad”.

En su discurso, el Papa también ha reiterado su compromiso y el de toda la Iglesia “por el fortalecimiento del diálogo abierto y respetuoso al servicio de la paz y del bienestar de este pueblo” y ha agradecido al pueblo tailandés por permitir a la minoría cristiana en este país poder disfrutar “de la libertad en la práctica religiosa” desde la llegada del cristianismo a Tailandia, hace unos cuatro siglos y medio.

Por último, expresa su exhortación final a impulsar entre los fieles de ambas religiones “el desarrollo de nuevas imaginaciones de la caridad, que sean capaces de generar y aumentar iniciativas concretas en el camino de la fraternidad, especialmente con los más pobres, y en referencia a nuestra tan maltratada casa común”.

Coment� la nota