El papa Francisco le pidió a los peluqueros que eviten caer en la tentación de "chusmear"

El papa Francisco le pidió a los peluqueros que eviten caer en la tentación de

El Pontífice instó a los profesionales a ejercer su profesión con rectitud y evitar las habladurías en el ambiente laboral.

El papa Francisco, en su cargo como máximo representante de la Iglesia católica y del Colegio Episcopal, suele realizar pedidos a la población de distinta índole. Entre los más recientes se encuentran un mayor compromiso contra "cualquier forma de corrupción”, "una solución justa y pacífica" para superar la crisis de Venezuela o a terminar con "injusticias, abusos y violencia" en el mundo. El último de sus pedidos llamó la atención por su peculiaridad. El lunes 29 de abril, al recibir a peluqueros, barberos y esteticistas de diferentes agrupaciones en Italia dedicadas a su patrón, San Martín de Porres, el Pontífice les indicó que eviten caer en la tentación del “chusmear” en su trabajo.  Otro rosario del papa Francisco irá a la cárcel: se lo mandó a Amado Boudou En la audiencia, Francisco recomendó: “Ejercer vuestra profesión con estilo cristiano, tratando a los clientes con amabilidad y cortesía y ofreciéndoles siempre una buena palabra y ánimos, evitando ceder a la tentación del chismorreo que fácilmente sucede también en vuestro contexto laboral. Todos lo sabemos”. Además, les reclamó a los integrantes de las distintas asociaciones que actúen con rectitud en su trabajo para contribuir de esta manera al bien común de la sociedad. Francisco a los peluqueros: "Eviten ceder a la tentación del chismorreo que fácilmente sucede también en vuestro contexto laboral. Todos lo sabemos" El líder religioso siempre se mostró contrario a los chusmerios y en sus discursos y reuniones lo manifestó en más de una ocasión. Por ejemplo, en enero del año pasado durante su viaje a Perú en un encuentro con monjas locales dijo que "el chisme es como una bomba" y les aconsejó a las religiosas "morderse la lengua". El papa Francisco recibió a peluqueros, barberos y esteticistas de diferentes agrupaciones en Italia dedicadas a San Martín de Porres, y les indicó que eviten caer en la tentación del “chusmear” en su trabajo En esa ocasión, el Pontífice les pidió a las monjas recordar  las bombas puestas por los "terroristas de Ayacucho", en referencia a los ataques de la guerrilla maoista Sendero Luminoso en la década de los 80. En noviembre del 2018, durante su catequesis en una audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro, Francisco comparó el chusmear con el terrorismo y la lengua con un arma. "Los chismosos y las chismosas son gente que mata a los demás, porque la lengua mata, es como un cuchillo. Tengan cuidado, el chismoso y la chismosa es un terrorista, tira la bomba a los demás y se va tranquilo", expresó.

Coment� la nota