Mons. Gottau salió a buscar a los sencillos, a los pobres, dijo Mons. Chávez

Mons. Gottau salió a buscar a los sencillos, a los pobres, dijo Mons. Chávez

La diócesis de Añatuya celebró ayer, martes 23 de mayo, el centenario del nacimiento del primer obispo de la diócesis, el siervo de Dios Mons. Jorge Gottau. Tras un acto protocolar que se llevó a cabo por la mañana y una procesión que recorrió los lugares que marcaron la vida de Mons. Gottau, se celebró en la cateral una misa presidida por Mons. José Melitón Chávez, actual obispo de Añatuya.

La diócesis de Añatuya celebró ayer, martes 23 de mayo, el centenario del nacimiento del primer obispo de la diócesis, el siervo de Dios monseñor Jorge Gottau. Tras un acto protocolar que se llevó a cabo por la mañana y una procesión que recorrió los lugares que marcaron la vida de monseñor Gottau, monseñor José Melitón Chávez, actual obispo de Añatuya, presidió una santa misa que fue concelebrada por el obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic CM; monseñor Antonio Juan Baseotto C.SS.R, obispo castrense emérito, quien sucedió en la sede episcopal de Añatuya a monseñor Gottau; el obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona FDP, tercer obispo de Añatuya y sucesor de monseñor Baseotto, y una veintena de sacerdotes, además de la asistencia de numerosos fieles. 

Con la bendición impartida por monseñor Chávez, la procesión partió desde el Hospital Regional, la primera casa donde habitó el obispo Gottau. Los fieles que participaron de la manifestación pública de fe llevaban las imágenes de Nuestra Señora del Valle, patrona de la diócesis de Añatuya; de la Virgen de Huachana; de la Virgen del Cerro (de Monte Quemado); de Nuestra Señora del Carballo; la Cruz de Matará, y de Nuestro Señor de los Milagros de Mailín. 

Luego de pasar por la sede del obispado de Añatuya y por el centro cultural, segundo lugar donde vivió monseñor Gottau, las imágenes fueron llevadas hasta la catedral de Añatuya, acompañadas por una banda de música. 

Homilía de Mons. Chávez 

“Hoy es un día de mucha luz, de grandeza para nuestro pueblo”, expresó en su homilía monseñor Chávez, quien tras destacar a monseñor Gottau como “un Buen Pastor”, afirmó: “Su vida irradiaba la vida de Dios, hablaba de Dios, de su ternura, del amor que Dios tiene por cada uno de sus hermanos”. “Él salió a buscar a los sencillos, a los pobres, a los últimos”, aseguró y añadió: “Eso no tiene ningún rasgo ni social ni político porque Dios ama entrañablemente a la creatura humana”. 

“Todos nosotros recibimos el amor de Dios, pero también somos portadores de su amor. Debemos hacernos cargo de nuestros hermanos”, aseveró. “Nosotros como diócesis tuvimos la bendición de ser fundados por un pastor que por amor a Cristo se consagró a Dios, se dio hasta el fin por el rebaño. Esto es lo que ustedes y yo hemos recibido de Dios por medio del ministerio de monseñor Gottau y esto es lo que hoy queremos reconocer”, manifestó monseñor Chávez. 

“Hoy recorrimos algunas de sus obras, sus signos, e hicimos memoria suya. Pero sobre todo de su mirada, de su cercanía, de su trato, especialmente con los más débiles y frágiles”, expresó. “Nosotros sabemos que lo que tenía en el corazón nuestro querido monseñor era nada menos que la caridad. Es la caridad de Cristo la que salva a la humanidad, la que nos levanta y nos hace ser luz para los demás”, agregó. 

El obispo de Añatuya invitó a “tomar nota de este legado, que no es otro que la caridad de Cristo. No le tengamos miedo a la caridad que es amplia, que es ancha, que es alta, que es profunda y que a veces nos pide darlo todo. No tengamos miedo de dar la vida por los hermanos, porque de eso se trata”. 

“Pedimos que monseñor Gottau sea un día reconocido entre los santos de la Iglesia porque queremos vivir su santidad. No es un trofeo, es querer vivir en Cristo y tener la caridad de Cristo”, explicó. 

“Participemos de la mesa del Señor y seamos dignos del amor de Dios a través de tantos testigos como monseñor Gottau, que han abierto este camino que nosotros recorremos también, con la piedad de nuestro pueblo de Añatuya”, concluyó. 

Coment� la nota