Mons. Aguer critica el “berretín” de querer ser padres sin ser pareja

Mons. Aguer critica el “berretín” de querer ser padres sin ser pareja

 El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, dijo sentirse “alelado” por una noticia recientemente publicada en un diario en la que se comenta una nueva manera de ser papá o mamá, con el título: ¨Ser padres sin ser pareja: una nueva forma de familia que desata polémica¨.

¨Esto quiere decir que ahora para tener un hijo no hace falta más tener una pareja, ya sea casándose, conviviendo, nada de eso. Parecería que eso es una cosa antigua. Ahora uno puede comunicarse con otra persona ya sea del mismo sexo o sea de otro con el cual puede compartir y darse ‘el gusto’ de tener un hijo. Como diríamos en porteño ‘darse el berretín’ de tener un hijo¨, advirtió.

El prelado platense dijo que le llamaba la atención que "de lo que se habla es ‘del gusto’, ‘de las ganas’ de un hombre o de una mujer, o de una pareja homosexual de tener un hijo en común. ¿Saben lo que pensaba al leerlo? que el niño no importa. No se habla del niño sino de ellos dos. Más aún se habla, como decía antes, de una nueva forma de familia que es no ser familia". 

Monseñor Aguer refutó los comentarios de una psicóloga sobre que la institución de la familia "ha nacido como un fenómeno cultural en la época burguesa, en la sociedad burguesa", al considerar que en eso "hay algo de marxismo que huele a viejo" e indicar "que entre los no burgueses no hay hijos, cuando son los pobres los más generosos en tener hijos, y cuidan a sus hijos y ojalá tuvieran los medios para cuidarlos y educarlos mejor. Lo que dicen es que eso no importa absolutamente nada". 

El arzobispo recordó que la familia existe "desde tiempo inmemorial en todas las culturas", se hablaba de "una familia más extendida que se llamaba ‘la casa’ que no era el edificio sino que era el linaje con los abuelos, los bisabuelos, los tíos, y todos los que hubiera". 

"Dios creó al hombre a su imagen, varón y mujer los creó", subrayó citando la Biblia y agregó: "por eso el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne". 

Estimó que el artículo propone una familia por "acuerdo" que "no implica que ellos tengan afecto el uno por el otro sino que se conocen a través de Internet y dicen: ‘vamos a ponernos de acuerdo y tener un hijo’. Agregan que tal vez se puede convivir un poco pero en definitiva el niño no importa. Se trata de un contrato, de algo provisorio". 

Por último, monseñor Aguer explicó que todos saben "que el niño o la niña para un desarrollo armonioso necesita del papel del padre y del papel de la madre, de los dos" y que en el escrito publicado "se dice ‘que existe una polémica’, pero en él no hay ninguna polémica. Todo es a favor de esta posición", por lo que sugirió escribir cartas a los medios para "decir lo que piensan enterados de este disparate contra el orden natural y el sentido común. Hagan campaña contra esta nueva aberración"

Coment� la nota