"Habemus Papam"

El 14 de marzo llega al país azteca la muestra pictórica de la argentina Mercedes Fariña, la primera del mundo en homenaje al pontificado de Francisco. El Papa Francisco en tamaño natural.

 Los cuadros serán exhibidos en el Museo de Arte de Querétaro (MAQRO) y son obra de esta joven y talentosa pintora argentina, Mercedes Fariña, quien fuera vecina del entonces Cardenal Jorge Bergoglio. Es la primera de una serie de exposiciones itinerantes, a nivel internacional, programadas por la artista desde Buenos Aires.

La artista plástica argentina Mercedes Fariña, quien cobró especial notoriedad internacional en los últimos meses, por ser la autora de los primeros cuadros del mundo en homenaje a la asunción del Papa Francisco, exhibirá sus creaciones en Querétaro, México; más precisamente en una de las amplias salas del MAQRO, fundado sobre el edificio histórico restaurado de lo que fuera el monumental Convento de San Agustín, considerado uno de los mayores exponentes de la arquitectura barroca del siglo XVIII en América. 

Esta magnífica presentación de arte sacro cuenta con la anuencia especial del Obispo de Querétaro, Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, además del Instituto Queretano de Cultura y se inaugurará en el contexto del Encuentro Nacional de Presidentes y Asistentes de Consejos Diocesanos y Dimensión de Laicos, así como en coincidencia con el segundo aniversario del inicio del pontificado del primer Papa latinoamericano. La geografía donde se concretará esta esperada exposición tampoco es errática. “Siendo México la cuna de la evangelización en el nuevo continente y siendo Querétaro la ciudad donde nació México, me pareció más que acertado comenzar la itinerancia de mi muestra en estas tierras”, comenta la artista, agradeciendo además la invitación de la Directora del MAQRO, Lic. Marcela Herbert. 

Las obras de gran formato, que se exhibirán en México, muestran la figura del Papa Francisco en tamaño natural, junto a diferentes íconos cristianos por los cuales el Santo Padre nutre una especial devoción. Fariña también retrató a Su Santidad junto a ámbitos de corte sacro que han sido significativos durante su vida; como por ejemplo la basílica cabecera de su barrio natal, la pequeña capilla donde tomó su primera comunión y la Catedral Metropolitana de Buenos Aires. Hábilmente la artista representa en el conjunto de sus obras al Santo Padre en actitud de rezo, en íntima comunión con Dios, humilde y cercano, evitando retratarlo en posturas hieráticas clásicas, que pudieran sugerir tintes hegemónicos o de idolatría. 

La muestra estará conformada por nueve cuadros, de notable realismo pictórico, ocho originales al óleo además de una reproducción digital de calidad museológica. Esta última se exhibirá en reemplazo de la primera obra, titulada “Habemus Papam”, que se encuentra formando parte de la prestigiosa Colección Vaticana desde Octubre de 2013. En dicha oportunidad la autora había sido oficialmente invitada a la Santa Sede por la Nunciatura de su país y por Mons. Georg Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia y ex secretario personal de Benedicto XVI, para de este modo entregar el cuadro original en manos del Sumo Pontífice. 

Pocos meses antes de este emotivo encuentro, el mismísimo Papa Francisco ya había agradecido en una carta manuscrita a la artista, por la ejecución de la primera obra pictórica en homenaje a su asunción, a la vez que en tono paternal la felicitaba por su talento y la invitaba a rezar por él. Posteriormente Mercedes continuaría recibiendo epístolas de reconocimiento por su labor artística de parte del Vaticano, a través de su Secretaría de Estado y del Pontificio Consejo de Cultura, quienes hasta ahora alientan su tarea de acercar la figura del Papa Francisco a la gente. Incluso el periódico oficial de la Santa Sede, L’Osservatore Romano, haciendo eco de la maestría de la joven, calificó sus lienzos alegóricos como “cuadros tan realistas que invitan a hacerse la señal de la cruz delante de ellos”. 

Un anticipo de esta serie completa ya había sido presentado en sociedad, durante la Pascua de 2014, en la Basílica de San José de Flores, donde el joven Bergoglio descubrió su vocación sacerdotal. En una sola jornada casi 10.000 personas se acercaron a visitar la muestra de Fariña y medios de todo el mundo cubrieron la novedad. Luego, en Junio del mismo año, la totalidad de la serie pictórica, acompañada de infografías, material fotográfico y el intercambio epistolar documental mantenido entre la artista y el Vaticano, fueron exhibidos en una importante muestra realizada en el Museo Eclesiástico de la Catedral de La Plata, Buenos Aires, reconocida como uno de los diez templos catedralicios neogóticos más imponentes y bellos del orbe.

Dentro del programa de la muestra, que próximamente se presentará en Querétaro, se prevé una charla introductoria al Arte Sacro, a cargo de la expositora, que incluirá el análisis de la estrecha relación del Vaticano con los artistas a lo largo de la historia. También está prevista la realización de una subasta de reproducciones a escala de algunas de las obras, organizada por colaboradores de la diócesis local y cuya recaudación será donada por la artista a instituciones benéficas regionales. 

Está previsto que una vez finalizada la muestra en Querétaro, la misma se presente durante cinco días en la ciudad de Guadalajara (Jalisco), más precisamente en el Museo de Arte Sacro de la Catedral Metropolitana, por invitación de su director, Pbro. Eduardo Gómez. 

Aquellos interesados en conocer más detalles sobre la obra de Mercedes Fariña y la muestra que se exhibirá en México, pueden visitar www.mercedesfarina.com.ar/habemus-papam

Coment� la nota