Falleció Mario Gorenstein Z`L; el único dirigente que fue presidente de la AMIA, DAIA y Congreso Judío Latinoamericano.

Falleció Mario Gorenstein Z`L; el único dirigente que fue presidente de la AMIA, DAIA y Congreso Judío Latinoamericano.

Este sàbado falleciò Mario Gorentein Z’L; veterano dirigente que presidió los destinos de l.a AMIA (1975-1978), la DAIA (1980-1982) y el Congreso Judío Latinoamericano (1986-1988).  y en los últimos años presidía el comité de ética de la Comunidad judía.

En su libro autobiogràfico “Testigo y Protagonista”  escribió como enfrentaron las difíciles situaciones producidas durante el Proceso, que se inició el 24 de marzo de 1976 y culminó el 10 de diciembre de 1983, respondiendo de esa manera a muchas de las críticas que se le han efectuado a partir de los años ’90 del siglo pasado.

El doctor Gorenstein afirma al respecto “La comunidad fue víctima del Proceso militar. No lo generó ni lo auspició”, poniendo de esa manera en claro cual fue su actitud como la máxima autoridad de la AMIA primero y de la DAIA después: la de lograr que la comunidad continuara con su vida institucional a la vez que se trataba por todos los medios posibles de salvar a quienes eran detenidos/desaparecidos y enfrentar el antisemitismo.

El motivo de escribir este trabajo lo deja bien en claro en la Introducción, donde dice “A través de los años, amigos, colegas, testigos y protagonistas me insistieron sobre la necesidad de escribir, de dejar testimonio de lo acontecido en mi paso por la labor comunitaria habida cuenta que recorrí un extenso camino, como militante y líder, al frente de las instancias centrales de la Kehila argentina. A decir verdad, la idea me venía dando vueltas desde hacía tiempo y llegó el momento en que se hizo auténtica necesidad. No faltaban los motivos; esclarecer algunos episodios que protagonicé, dar cuenta de otros casi desconocidos y, en particular, brindar explicaciones de las decisiones que, durante mi gestión, tomamos con las comisiones directivas de las que forme parte. Más aún: considero que esta es, casi, una obligación que tenemos aquellos que, durante algún tiempo, ocupamos un espacio relevante en el escenario político comunitario”.

Su velatorio será en Malabia 1662 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Comentá la nota