DAIA, sobre el voto en la UNESCO: “Nos hubiera gustado que Argentina votara en contra de la resolución”

DAIA, sobre el voto en la UNESCO: “Nos hubiera gustado que Argentina votara en contra de la resolución”

El Consejo Ejecutivo en pleno de la DAIA recibió a La Cadena Judía de Información Vis á Vis y le brindó la única entrevista que concedió luego de la abstención de Argentina en la votación en la UNESCO.

El 2 de Mayo se votó en la UNESCO una resolución denominada “Palestina ocupada” y que fuera aprobada por 24 votos a favor, 8 en contra y 26 abstenciones. Entre esas 26 estuvo el voto de la República Argentina.

Luego de las declaraciones del presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, algunas voces expresaron su malestar. Para fijar una postura clara con respecto a la posición oficial de la representación política  de la comunidad judía argentina, Vis á Vis fue recibido por el Consejo Ejecutivo de la entidad en pleno, encabezados por: Cohen Sabban, el vicepresidente Alberto Indij, el vicepresidente primero Alberto Hammerschlag, el vicepresidente segundo Luis Grynwald, el secretario general Santiago Kaplún, el prosecretario primero Mario Tannenbaum, el prosecretario segundo León Cohen Bello, el tesorero Mario Ruschin y el protesorero Daniel Belenky.

Todos dejaron en claro el por qué de esas declaraciones, que la palabra “orgulloso” tiene que ver con el inicio de una etapa nueva en las relaciones internacionales y fundamentaron la tarea de la DAIA en la relación con el Gobierno y el cambio de las relaciones internacionales de la Argentina desde que asumieron la gestión en la representación política judía.

“Dos horas antes de la votación, Argentina votaba en contra”, decían casi a coro las autoridades, por eso la satisfacción. “No logramos en esta oportunidad el 100% de lo que pretendíamos. Pero avanzamos”.

– ¿Qué fue lo que pasó que en octubre expresaron un malestar por el voto abstencionista del Gobierno y en mayo expresaron su satisfacción?

Cohen Sabban: “Habría que hacer un racconto de lo que pasó en las votaciones de Argentina en los últimos 15 años, en los que casi siempre se votó en contra del Estado de Israel. Cuando fuimos recibidos por la Canciller Malcorra al poco tiempo de asumir nuestro mandato, le expresamos entre otras cosas que le pedíamos que la Argentina reviera su política exterior en relación con Israel. No le pedimos que vote todo a favor pero que tampoco sistemáticamente vote todo en contra. Recibimos una respuesta positiva por parte de las autoridades de la República Argentina con la promesa de iniciar un proceso diferente en materia de política exterior”

Indij: “Luego de que Argentina votara en junio en forma favorable a una resolución que condenaba a Israel, le entregamos una carta en mano a la canciller expresando fuertemente nuestro repudio a esa votación y le solicitamos que modificara su postura. En octubre se avanzó, ya que en una nueva votación en agosto nos reunimos con el embajador argentino Terragno, le transmitimos nuestro malestar y le pedimos que Argentina reviera su postura”.

Cohen Sabban: “Argentina se vuelve a abstener en la votación de octubre en la que se desconocía a Israel en diferentes cuestiones relativas a Jerusalén y a sus lugares sagrados y que lo mencionaba como sagrado para los musulmanes y omite a los judíos. La DAIA vuelve a expresar que siente dolor como argentinos de fe judía y rechaza la posición del Estado argentino”.

– ¿Y por qué entonces el 2 de mayo cambiaron la postura a “sentirse orgullosos”?

Cohen Sabban: “La palabra orgulloso tiene que ver con que iniciamos una etapa nueva en la relación de la cancillería y la política exterior de la Argentina frente a votaciones que involucraran al Estado de Israel. De todas maneras, nos hubiera gustado que Argentina votara en contra de la resolución y no que se abstuviera”

Belenky: “Las declaraciones de Ariel (Cohen Sabban) tienen que ver porque dos horas antes de la reunión en la UNESCO se votaba en contra de Israel (a favor de la resolución que lo condenaba)”.

– ¿Con que Cancillería se encontraron cuando asumieron y qué relación tienen hoy con el Gobierno?

Kaplún: “Nos encontramos con una canciller que recién asumía y con desconocimiento con respecto a lo que venía haciendo la República Argentina en el Gobierno anterior que funcionaba como ‘piloto automático’. Cuando le expresamos nuestro malestar por la postura Argentina  de los últimos años se comprometió a hacerse cargo del tema y estudiarlo en profundidad”.

– ¿Qué relación tienen con el Gobierno?

Grynwald: “La DAIA es la representación política de la comunidad judía de la Argentina y tiene que estar cerca de todos los entes políticos. Sean del gobierno o de la oposición, ocupen cargos ejecutivos o no los ocupen. No estamos ni cerca ni lejos, estamos en la política, somos parte de la política”.

– ¿Por qué creen que no se oponen a este tipo de resoluciones como si lo hace Paraguay, por ejemplo?

Cohen Sabban: “No es nuestro deber dar esa respuesta y sí hay que preguntársela a las autoridades de la República Argentina”

– ¿Pudieron hablar con funcionarios judíos que están en el Gobierno?

Tanennbaum: “Yo creo que no es necesario, lo más importante es la opinión que este Ejecutivo tiene en cada decisión que tome la DAIA. Sino, le tendríamos que pedir opinión a los ex presidentes y demás funcionarios que pasaron por la DAIA”.

Indij: “La DAIA tiene relaciones con el Gobierno Nacional, los gobernadores de las provincias e intendentes del conurbano y legisladores, muchos de los cuales no pertenecen al Gobierno. Es por eso que también por ser funcionarios públicos mantenemos charlas con los ex funcionarios o ex dirigentes de DAIA, como puede ser Claudio Avruj o Waldo Wolff. La DAIA tiene su propia agenda que no necesariamente tiene que coincidir con la agenda de dichos funcionarios”.

– En julio y en noviembre se volverá a votar y en ambas oportunidades con resoluciones polémicas: nuevamente sobre Jerusalén y probablemente sobre Qumram y los rollos del Mar Muerto en mitad de año, y a fin de 2017 se nombrarán presidentes de la Conferencia General y de la Junta Ejecutiva. Los postulados son de Arabia Saudita y de Irán: ¿Cuál es la posición que adoptará la DAIA pensando en la postura Argentina?

Hammerschlag: “Vamos a trabajar con el Gobierno haciendo el mayor esfuerzo posible para lograr lo mejor para obtener una respuesta favorable”

– Y si Argentina se vuelve a abstener, ¿cuál será la respuesta de la DAIA?

Cohen Sabban: “La DAIA va a adoptar una postura activa para defender los derechos del pueblo judío frente a las cuestiones que atiendan a los sentimientos con el Estado de Israel”.

Indij: “Yo quisiera ampliar un poco el trabajo que está desarrollando la DAIA en esta gestión: hace 15 o 20 días el presidente y el vicepresidente de la entidad viajaron a la reunión del Congreso Judío Mundial. Allí fue invitado de honor y efectuó un discurso maravilloso el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ex primer ministro de Portugal, y estuvo invitada la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. La DAIA forma parte del Congreso Judío Latinoamericanos y del Congreso Judío Mundial, estuvimos analizando con las autoridades la relación de la comunidad judía internacional que venía con una experiencia no muy buena con Ban Ki-Moon y, en su discurso público, Guterres dijo que se compromete a que bajo su mandato “no se va a producir en ninguna resolución que afecte al Estado de Israel”. Asumió ese compromiso.

– ¿La DAIA ejecutará alguna acción de repudio o denuncia con respecto a las banderas que se vieron en la marcha del 2×1 donde estaba escrita la leyenda “Macri, sionista, vos sos el terrorista”?

Tanennbaum: “Tras un reclamo justo y legítimo y el avance de los Derechos Humanos en la Argentina, a partir del presidente (Raúl) Alfonsín, que nadie se arrogue los derechos de haber reimplantado los derechos humanos en la Argentina, esto se ha ido convirtiendo en un sentir de la gran mayoría del pueblo argentino y parecería que algunas circunstancias de orden político están tiñendo una expresión legítima de repudio a un fallo equivocado colocando al Gobierno en un lugar que no corresponde. Porque una cosa es la divergencia dentro de la política y otra cosa es la ofensa e igualar situaciones que no pueden ser igualadas. Es un presidente con el cual la DAIA puede estar de acuerdo o disentir pero es un presidente elegido legítimamente.

– ¿Ejecutarán alguna acción?

Cohen Sabban: “En las próximas horas lo evaluaremos”

Comentá la nota