De Buenos Aires a Roma: el programa educativo del papa Francisco llegó a las escuelas italianas

De Buenos Aires a Roma: el programa educativo del papa Francisco llegó a las escuelas italianas

Por  Elisabetta Piqué

Llegó a Italia la propuesta educativa de Scholas Ocurrentes

 "Ustedes no lo saben, pero el Papa que ven ahora empezó esto que viven en este momento, en Buenos Aires, como pastor. Esto nació hace veinte años con Jorge Bergoglio, un docente, un enamorado de los jóvenes y de la educación, que unió colegios públicos y privados, de diversos credos y confesiones, de su diócesis, para integrar a los jóvenes y motivarlos para que se comprometieran a cambiar la realidad".

Son las palabras que les transmitió hoy José María del Corral, el director mundial de Scholas Ocurrentes -la red educativa creada por el Papa para promover la cultura del encuentro-, a más de 200 alumnos de entre 15 y 17 años de esta capital, que desde hace una semana están viviendo una experiencia nueva y enriquecedora, "made in Argentina".

Por primera vez, de hecho, llegó a Italia la propuesta educativa de Scholas Ocurrentes -que se remonta a las Escuelas Vecinales que impulsó Bergoglio -, presente hoy en 190 países y con una red que incluye a 446.133 escuelas.

Gracias a un acuerdo sellado con el Ministerio de Educación de la península, desde el jueves pasado más de 200 alumnos de diez escuelas secundarias del centro y de la periferia de Roma, públicas y privadas, se juntaron en el Instituto Einaudi, para participar en el programa Scholas Ciudadanía. ¿De qué se trata? Desde el primer día, ayudados por los coordinadores de Scholas, los alumnos -que no sólo son italianos, sino también de otras nacionalidades, hijos de inmigrantes-, después de discutir entre ellos, identificaron dos problemáticas: la discriminación y la indiferencia. Durante una "semana de inmersión", trabajaron sobre estos dos temas divididos en grupos, con análisis, debates y recolección de información a través de encuestas callejeras. Aunque no faltaron momentos de recreo, con música y baile, así como de expresiones artísticas, como la puesta a punta de unos murales. La iniciativa culminará mañana con la presentación de propuestas concretas para mejorar la sociedad y declaraciones de compromiso de los alumnos, en una ceremonia a la que asistirá la ministra de Educación de Italia, Valeria Fedeli, junto a los directores de Scholas, del Corral y Enrique Palmeyro.

Hoy, a media mañana, era palpable en las aulas del Instituto Profesional de Idiomas y Turismo Einaudi el entusiasmo de los jóvenes ante esta nueva experiencia. "Ha sido un camino muy formativo porque aprendí a escuchar a los demás, entendí que es importante saber lo que el otro piensa, sin prejuzgar y poder atesorarlo... He reflexionado mucho", dijo a La Nación Pasquale Nappi, alumno de 17 años del Instituto Técnico Agrario Sereni. "Aunque el primer día todos estábamos callados, después pudimos abrirnos, nos hicieron entender que somos todos iguales, pudimos conocernos y se fue creando una escuela única", agregó, evidentemente contento.

Kassandra Melgarejo, peruana de 19 años que vive en Italia desde hace cuatro años, al contar sobre el trabajo realizado destacó que cayeron en la cuenta que la discriminación entre chicos de su edad no sólo tiene que ver con las diferencias por raza, color de piel, religión o cultura, sino también con la forma de vestir, "que no esté a la moda". "Hablamos también de la indiferencia: hoy si te sucede algo, nadie te pregunta... Cada uno hace sus cosas sin preocuparse de los demás, pero fue una experiencia única poder juntarnos de diversos ambientes, conocernos y poder discutir para poder hacer algo y cambiar las cosas", dijo.

En diálogo con LA NACIÓN del Corral, que junto a Bergoglio lanzó hace 20 años la red de Escuelas de Vecinos, en Buenos Aires, adelantó que esta primera experiencia italiana de Scholas Ciudadanía se repetirá, en los próximos meses, en Milán, Palermo y Nápoles. Destacó, por otro lado, que este mismo proyecto que ahora existe a escala mundial tuvo mucho éxito recientemente en Colombia -se hizo en Medellín y Barranquilla-, tanto es así que el ministerio de Educación de ese país quiere firmar un acuerdo para que Scholas siga en forma permanente allí. " Quieren que Scholas sea parte del trabajo del post-conflicto con la guerrillas de las FARC", indicó del Corral, que subrayó asimismo que el proyecto educativo está creciendo en la Argentina, donde el programa Scholas Ciudadanía se hará este año en ocho provincias argentinas.

"Es increíble pensar que todo esto lo hacíamos en Buenos Aires con Jorge hace veinte años, porque él creía en los jóvenes, que había que empezar con ellos, más allá del descreimiento en la política, y de que ellos podían buscar el bien común", comentó del Corral, que mañana se reunirá con Francisco , un viejo amigo, para "recargar nafta".

"También es increíble ver que, como hace veinte años en Buenos Aires, los problemas que identifican los alumnos siguen siendo los mismos: indiferencia y discriminación. Y esto vuelve a demostrar que es urgente cambiar el paradigma educativo: la educación tienen que empezar por los problemas reales de los chicos", concluyó.

Coment� la nota