El bosque del Papa Francisco

El bosque del Papa Francisco

Son 1800 hectáreas de selva peruana que una comunidad indígena le ha dedicado a la espera de su visita

“Nihii Eupa Francisco”, El bosque del Papa Francisco, en la lengua de la etnia Amahuaca. A partir de ahora, ese será el nombre de 1800 hectáreas de selva en la agreste región de Madre de Dios, cuya capital es Puerto Maldonado, que recibirá la visita del Papa Francisco el 19 de enero de 2018. Los donantes, una comunidad de nativos de la localidad de Boca Pariamanu, lo esperan para entregarle las actas de la reunión en la que decidieron llamar su selva con el nombre del Pontífice y contarle sobre las actividades que desarrollan los miembros de la comunidad para tutelar el ambiente donde viven.

La comunidad de Boca Pariamanu está formada por 180 habitantes reunidos en cerca de veinte familias, y es la única comunidad de Madre de Dios perteneciente a la etnia Amahuaca.

La selva donde vive esta comunidad indígena tiene un paisaje extraordinariamente bello. En la zona confiada a ellos y que ahora llevará el nombre del Papa argentino, viven águilas crestadas, juaguares, tapires, monos araña, pecaríes y ciervos de diferentes clases. La flora ofrece plantas como el castaño, el cedro, la caoba y el shihuahuaco, un árbol de gran resistencia que puede alcanzar los 50 metros de altura.

El Papa llegará proveniente de Chile y visitará también Lima y la ciudad sureña de Trujillo durante los días de su permanencia en el país andino, entre el 18 y el 21 de enero.

Coment� la nota