Día de la Virgen de Fátima: Cardenal consagra Brasil al Inmaculado Corazón de María

Día de la Virgen de Fátima: Cardenal consagra Brasil al Inmaculado Corazón de María

El Arzobispo de Río de Janeiro, Cardenal Orani João Tempesta, consagró a Brasil al Inmaculado Corazón de María luego de presidir la Misa por el aniversario de las apariciones de la Virgen de Fátima en el santuario local dedicado a esta advocación.

La ceremonia celebrada esta mañana en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima, ubicado en la zona oeste de Río, fue seguida en línea por miles de personas.

Después de la transmisión de la celebración, el Cardenal consagró Brasil al Inmaculado Corazón de María en la Capilla de las Apariciones de Brasil, la única réplica en el mundo autorizada por el Santuario de Fátima de Portugal.

“Hoy es un día muy especial para nuestro pueblo. Que los devotos de Nuestra Señora de Fátima experimenten la comodidad de la presencia de la Madre de Jesús en sus vidas. Cristo nos dio a su madre en el altar de la cruz, para que ella esté con aquellos que están en la Iglesia Doméstica y que brindan servicios esenciales en este tiempo de pandemia en que vivimos. María quiere ser una presencia de confianza y esperanza”, expresó el Cardenal.

En su homilía, el Purpurado se refirió al hecho de que por la pandemia de coronavirus este 13 de mayo no se realizaron las acostumbradas peregrinaciones a los santuarios dedicados a la Virgen de Fátima.

“No fueron los fieles quienes salieron a honrar a Nuestra Señora, sino que María fue a cada casa. Nuestra Señora visitó al pueblo con su hijo Jesús, porque donde quiera que vaya ella también lleva a su hijo. Dios sabe las razones de este exilio por el que pasamos, recemos para que podamos participar nuevamente en las celebraciones en las iglesias”, dijo.

El Arzobispo de Río de Janeiro recordó que Fátima es el altar del mundo y que la aparición de la Madre de Jesús ocurrió en un momento difícil de la historia, en el contexto de la Primera Guerra Mundial, la gripe española y una ideología contraria a la fe católica.

“Dados los eventos actuales, estos signos de los tiempos, que nos recuerdan la fragilidad humana, debemos buscar a Jesús aún más. Es necesario vivir cada día en el Camino del Señor. Que sepamos escuchar nuevamente el mensaje de Fátima, el llamado a la conversión, mientras tenemos tiempo, con toda sinceridad de corazón para recibir al Señor que está pasando por nuestras vidas”, señaló.

Culminada la Misa, el Purpurado bendijo todas las cámaras y equipos electrónicos utilizados en las transmisiones en línea.

“Pedimos la protección de María, que ella nos cubra con su manto y le dé sentido a nuestro camino. Corresponde a nosotros los cristianos anunciar que el hombre necesita de Dios para tener un sentido para su vida y para la vida eterna. Sin la iluminación de la cruz de Cristo no tendríamos cómo resolver las preguntas internas de nuestros corazones. Queremos pedirle a Dios, por intercesión de María, que tengamos una vida de oración y conversión, para volver al Señor”, expresó el Purpurado.

Comentá la nota