La Patagonia celebró un encuentro pastoral con centro en la familia

La Patagonia celebró un encuentro pastoral con centro en la familia

Del 13 al 15 de febrero se realizó en la Casa Margarita, de Rawson, el Encuentro de Áreas Pastorales de la Región Patagonia-Comahue. En el encuentro se reflexionó sobre la realidad pastoral de la familia, se trazaron las líneas de acción y cada área pastoral eligió nuevos delegados regionales.

Del 13 al 15 de febrero se realizó en la Casa Margarita, de Rawson, el Encuentro de Áreas Pastorales de la Región Patagonia-Comahue. Participaron varios obispos, sacerdotes, religiosos y agentes pastorales que desarrollan su tarea evangelizadora teniendo como destinatarios a una porción específica del Pueblo de Dios. 

El encuentro, que se celebra cada año, reunió a 106 agentes pastorales de las siete diócesis de la región. Participaron delegados diocesanos de Pastoral Social, Pastoral Carcelaria, Pastoral Aborigen, Pastoral de la Salud, Pastoral Juvenil, Pastoral de las Migraciones, misioneros, miembros de Cáritas, catequistas y encargados de comunicaciones. 

Al comienzo de las jornadas, los delegados de Cáritas fueron invitados a presentar en la oración inicial los padecimientos de tantos habitantes de la Patagonia: pusieron en sus rezos a los adictos y rehenes del narcotráfico, a las personas afectadas por el divorcio y las nuevas uniones, a los desocupados, a los sin techo y a los que viven en la tomas; a los presos y los que no conocen a Dios; a los inmigrantes, a las personas afectadas por la violencia, la trata o el abuso sexual; a las madres solas y a las familias monoparentales; a las personas con discapacidad, a los homosexuales y a los enfermos terminales. 

En otro momento de las iluminaciones, la Pastoral Social de Neuquén presentó las actividades planificadas con motivo del “Año de Don Jaime”, en homenaje por el centenario del natalicio de su primer obispo diocesano, monseñor Jaime De Nevares SDB. 

Antes del trabajo por áreas, el obispo auxiliar de Comodoro Rivadavia, monseñor Fernando Croxatto, brindó una iluminación sobre la Sagrada Familia, modelo por excelencia de la Iglesia. Habló de las necesidades por las que atraviesa hoy la familia evangelizada y destacó la necesidad de hacer del hogar una nueva Iglesia doméstica. También insistió en que la fe vuelva a estar presente en la vida concreta de las personas para santificar a sus miembros y rescató la centralidad de la familia en la tarea de cada área pastoral. 

Luego de la charla con monseñor Croxatto, los agentes pastorales se dividieron por áreas, trazaron el itinerario de acciones por realizar y eligieron nuevos delegados regionales. Los obispos, por su parte, se distribuyeron para acompañar las diversas tareas pastorales. 

El obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Joaquín Gimeno Lahoz, será el asesor espiritual de la delegación regional de Catequesis; su obispo auxiliar, monseñor Fernando Croxatto, acompañará a los misioneros; el obispo de Viedma, monseñor Esteban Laxague SDB, estará con los agentes de Pastoral Carcelaria, y el obispo de San Carlos de Bariloche, monseñor Juan José Chaparro CMF, con la Pastoral Social y los pueblos originarios. 

El obispo de Río Gallegos, monseñor Miguel Ángel D’Annibale, quedó a cargo de la Pastoral de la Comunicación; el obispo de Alto Valle del Río Negro, monseñor Marcelo Cuenca Revuelta, acompañará a la Pastoral Juvenil; el obispo de Neuquén, monseñor Virginio Bressanelli, a la Pastoral de la Salud; el obispo prelado de Esquel, monseñor José Slaby CSsR, a la Pastoral de Migraciones, y el obispo emérito de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Bargalló, asistirá en la tarea de las Cáritas. 

Durante el encuentro se hizo referencia en varias oportunidades al Año de la Vida Consagrada, al próximo Sínodo de la Familia, por celebrarse en octubre; al Año Jubilar Teresiano, los 200 años del natalicio de san Juan Bosco y el centenario del nacimiento de monseñor De Nevares. 

También asistieron el obispo emérito de Neuquén, monseñor Marcelo Melani, y el obispo emérito de Alto Valle del Río Negro, monseñor José Pedro Pozzi SDB.

Coment� la nota