Paraguay: Obispos exoneran a fieles de Misas dominicales por coronavirus

Paraguay: Obispos exoneran a fieles de Misas dominicales por coronavirus

En un comunicado, la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) ha exonerado a los fieles de asistir a las Misas de precepto dominicales del 15 y 22 de marzo, como una de sus medidas para evitar la propagación del coronavirus.

Los obispos paraguayos señalaron que comparten la preocupación por la salud de la población y la “responsabilidad de velar por la vida y el bienestar de nuestros hermanos”, frente a la propagación del nuevo coronavirus COVID-19.

Paraguay cuenta con cinco casos de infección del virus, una enfermedad que se reportó por primera vez en la ciudad de Wuhan (China) y ha afectado hasta el momento a más de 125 mil personas, con más de cuatro mil muertos y 66 mil recuperados.

Los prelados resaltaron que sería “negligente e imprudente” no realizar acciones para evitar la propagación de un virus agresivo, en especial al considerar la “vulnerabilidad de un sector importante de la población y la escasez de recursos hospitalarios para dar asistencia respiratoria con el tratamiento adecuado a una población numerosa”.

La CEP indicó que, siguiendo las medidas establecidas por el Gobierno Nacional, disponen “que todas las actividades pastorales grupales sean postergadas hasta el final de las medidas sanitarias declaradas por el Ministerio de la Salud Pública y Bienestar Social”.

Todas las reuniones que impliquen la congregación de muchas personas deben programarse para una fecha posterior, y “los fieles quedan dispensados del precepto dominical de los domingos 15 y 22 de marzo”, afirmó.

Los obispos aconsejaron a los fieles acompañar las Misas con las transmisiones en redes sociales y medios de comunicación, “sin necesidad de acudir a los lugares de culto”, y a los sacerdotes celebrar Misa con “asistencia reducida por las intenciones de los fieles y por la salud de nuestro pueblo”.

Además, indicaron a los novios postergar o celebrar con un grupo pequeño sus bodas.

“La visita a los enfermos, la unción y el viático, deben ser administrados diligentemente, según el requerimiento de los fieles, atendiendo a las medidas de higiene que se requieran”, agregaron.

Asimismo, señalaron que la confesión y la comunión deben solicitarse de forma personal e individual, para evitar la posibilidad de contagio.

Los obispos invitaron a los fieles a vivir el ayuno y la abstinencia como una práctica habitual, y evitar los “comentarios pesimistas, informaciones falsas, alarmistas y difamantes”.

“En este tiempo de Cuaresma, esta situación la recibimos como una invitación de Dios, para prepararnos a la gran fiesta de la Vida, la Pascua, volviendo a renovar nuestro bautismo en la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo”, resaltaron.

Finalmente, la conferencia exhortó a orar, “elevando nuestro espíritu al encuentro de Jesús”, para comprender el dolor de los enfermos, acompañar en la pasión a Cristo y anhelar la resurrección, al unirnos en la victoria de Jesús “sobre el pecado y sobre la muerte”.

“Animamos al personal médico, de enfermería, y a todos los que trabajan en los servicios de salud a confiar en la protección de Dios.  Los tenemos presentes en nuestras oraciones”, concluyeron.

Comentá la nota