Papa Francisco a los obispos del norte de África: contra violencia, diálogo interreligioso

Papa Francisco a los obispos del norte de África: contra violencia, diálogo interreligioso

El Pontífice insistió en la necesidad del diálogo interreligioso para construir allá donde hay destrucción

“Ustedes son una periferia” del mundo y ustedes son el rostro y el corazón con el cual Dios llega a la gente de esta periferia, sostuvo Papa Francisco al recibir en audiencia este 02 de marzo a los prelados de la Conferencia de Obispos del Norte de África (CERNA), que agrupa las diócesis de Marruecos, Argelia, Túnez y Libia.

El Papa abrazó a los representantes de una Iglesia que busca defender a los cristianos, aún cuando son una minoría, en la zonas donde las ‘campanas’ de los templos han sido silenciadas por ‘las metralletas y las bombas’.

La valentía del anuncio Evangelio 

“En particular, quiero notar la valentía, la lealtad y la perseverancia de los obispos de Libia , así como de los sacerdotes, personas consagradas y laicos que permanecen en ese país a pesar de los muchos peligros. Son auténticos testigos del Evangelio. Les doy las gracias de todo corazón y les animo a continuar sus esfuerzos para contribuir a la paz y la reconciliación en toda la región'', dijo Papa Francisco.

El Pontífice insistió en la necesidad del diálogo interreligioso para construir allá donde hay destrucción.  “La fantasía de la caridad  está en grado de abrir un sinnúmero de caminos para llevar el respiro del Evangelio en la cultura y en los más diversos contextos sociales”.

“El antídoto más eficaz contra cada forma de violencia – aseguró – es la educación en el descubrimiento y la aceptación de las diferencias como riquezas y fecundidad”. Por ende, invitó a que los sacerdotes, religiosos y laicos estén formados en el diálogo ecuménico e interreligioso”.

Al respecto, el Pontífice celebró con sus palabras los 50 años del Pontificio Instituto de Estudios Islámico, fundado en Túnez. Asimismo, rememoró, el trabajo del Instituto  Ecuménico “Al Mowafaqa” que tiene su sede en Marrueco.

Entretanto, invitó a los prelados a seguir el camino del diálogo y el encuentro sin hacer alguna distinción. Así agradeció a los obispos del norteafricanos porque “frecuentemente con medios humildes muestran el amor de Cristo y de la Iglesia hacía los pobres, los enfermos, los ancianos, las mujeres en estado de necesidad o los detenidos”.

Además, exaltó el trabajo que hacen con los “inmigrantes africanos” y  “reconocer su dignidad humana y en el trabajo de despertar las consciencias de frente a tan grande drama humano, se muestra el amor que Dios tiene por cada uno  de nosotros”.

''Su Conferencia Episcopal.... es un lugar de intercambio y diálogo significativo, pero también debe ser un instrumento de comunión para profundizar las relaciones fraternales y la confianza recíproca”, escribe el Papa en el discurso entregado a los prelados.

“La peregrinación a Roma es una buena ocasión para renovar el compromiso común al servicio de la misión de la Iglesia en cada uno de sus países. Esta misión las llevan a cabo con los sacerdotes, sus colaboradores directos. Originarios de numerosos países a veces es difícil para ellos adaptarse a nuevas situaciones”, señaló.

Por lo tanto, “es particularmente necesario que estén cerca de todos ellos y atentos a su formación continua para que puedan vivir su ministerio plena y serenamente... Los religiosos y religiosas también tienen un lugar especial en la vida y la misión de vuestra iglesia y les doy las gracias por su testimonio de vida fraterna y su generoso compromiso al servicio de sus hermanos y hermanas''.

''En el corazón de vuestra misión y en el origen de vuestra esperanza está, ante todo, el encuentro personal con Jesucristo y la certeza de que El actúa en el mundo donde habéis sido enviados en su nombre. La vitalidad evangélica de vuestras diócesis depende, por lo tanto, de la calidad de vuestra vida espiritual y sacramental'', observa el Santo Padre.

Coment� la nota