Papa Francisco anima a preguntarse: “¿Cuál es el mayor deseo que tiene mi corazón?”

Papa Francisco anima a preguntarse: “¿Cuál es el mayor deseo que tiene mi corazón?”

El Papa Francisco recibió en el palacio apostólico del Vaticano a los promotores, organizadores y artistas del concierto de Navidad que tendrá lugar el sábado 14 de diciembre en el aula Pablo VI.

Este concierto, al que también asistirá el Papa Francisco, está promovido por la Congregación para la Educación Católica, y cuya recaudación será entregada a la Fundación Pontificia Scholas Occurrentes y a la Fundación Salesiana Missioni Don Bosco Valdocco Onlus.

En su discurso el Papa Francisco animó a preguntarse en este tiempo previo a la Navidad “¿qué espero en mi vida? ¿Cuál es el mayor deseo que tiene mi corazón?”.

“Y también vosotros con vuestras canciones hacéis surgir o resurgir en el ánimo de tanta gente esta sana “tensión” tan humana. En el fondo, es Dios que ha puesto este deseo, esta “sed” en nuestro corazón”. Y Él nos viene al encuentro en este camino. No en el vano impulso del tener o del aparentar, no, allí Dios no va, y no se le encuentra. Pero seguramente va donde hay hambre y sed de paz, de justicia, de libertad de amor”, afirmó el Papa Francisco.

También recordó que este año ha propuesto el belén como “signo simple y admirable del misterio de la Encarnación del Hijo de Dios”. Un misterio que calificó de “desconcertante por su humildad”, esta “provocación” es “una invitación constante a no enorgullecernos y a saber acoger esa fuerza desarmante en cada pequeño gesto de buena voluntad”.

Algo que según precisó es especialmente importante para los artistas presentes que trabajan en estrecho contacto con jóvenes, y ejercitan una cierta influencia en su modo de pensar y de comportarse.

En su discurso el Papa Francisco también llamó a construir una “aldea global de la educación” donde quien la habita “genera una red de relaciones humanas, que son la mejor medicina contra cualquier forma de discriminación y de aislamiento”.

“En esa aldea, la educación y el arte se encuentran a través de los lenguajes de música y de la poesía, de la pintura, de la escultura, del teatro y del cine. Todas estas expresiones de la creatividad humana pueden ser “canales” de fraternidad y de paz entre los pueblos de la familia humana así como también diálogo entre las religiones”, afirmó.

El Papa Francisco agradeció a los artistas su contribución y les deseó que su corazón pueda “enternecerse delante del misterio de la Navidad” para que sepan transmitir “esta ternura” a quien les escucha. 

Comentá la nota