Obispos venezolanos: aliento y reconocimiento a la Legión de María

Obispos venezolanos: aliento y reconocimiento a la Legión de María

“La descristianización, el relativismo, la falsa piedad, la superficialidad con la que se viven la fe y el compromiso cristiano, la huida ante el sacrificio, la ascesis, la pobreza y el sufrimiento”: son los retos que debe afrontar la Legión de María hoy, con el aliento, el seguimiento y apoyo de los pastores, “en cada Praesidium y en los Consejos Superiores”.

Con motivo del septuagésimo aniversario de la Legión de María en Venezuela, a celebrarse el 21 de enero de 2020, los arzobispos y obispos del país emitieron un comunicado con una breve reseña histórica enmarcada en la situación actual del movimiento fundado por Frank Duff, que llegara al país por iniciativa del p. Félix Mujica de la Congregación francesa de los Hijos de María Inmaculada.

“La Legión – dicen los obispos – ha fructificado no sólo en proveer a la Iglesia con apóstoles laicos generosos y entregados, sino también con innumerables vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada”.

Pilares del movimiento

Además de destacar la vivencia de la misión del laico en la Legión de María, que “viven a fondo su vocación laical” como la propone “el Concilio Plenario de Venezuela”, y de discípulos “misioneros, como lo postula el Episcopado latinoamericano en Aparecida”, los prelados indican los “elementos clave” de la misma:

El legionario sabe que su movimiento tiene como pilares y exigencias principales la oración, la formación, la acción y la organización, - escriben. El segundo pilar “es la formación”, pues el legionario “alimenta constantemente su espíritu y su mente para poder ayudar a otros en el ejercicio de su apostolado”. El tercer pilar es “la acción”, tipificada como “un trabajo legionario activo y sólido”, que dé “verdaderos resultados”, y no se quede “en meros deseos”. El último pilar señalado es la organización: “habiendo tomado como modelo la disciplina militar y gerencial, los legionarios se esfuerzan por ser fieles a las normas que su movimiento le propone”.

Desafíos actuales

Los pastores señalan luego cuáles son los retos actuales de la Legión, que son, en definitiva, “los mismos de la Iglesia en el mundo que nos rodea”. Así, enumeran entre otros “la descristianización, el relativismo, la falsa piedad, la superficialidad con la que se viven la fe y el compromiso cristiano, la huida ante el sacrificio, la ascesis, la pobreza y el sufrimiento”.

Haciendo presente que los legionarios deben vivir “consciente, profunda y plenamente”, la “vocación misionera de la Iglesia” para que Cristo “siga haciéndose presente en los caminos del hombre actual”, indican que la legión necesita para tal fin “el aliento, seguimiento y apoyo de los pastores, en cada Praesidium y en los Consejos Superiores”.

Llamado a los agentes de pastoral

Finalmente agradecen y felicitan a los oficiales y miembros de la Legión “en el Senatus y en toda Venezuela”, los invitan “a seguir adelante”, a ir “mar adentro”, escuchando la voz de Nuestro Señor que “nos urge a seguir evangelizando y llevando sus dones de gracia, salvación y felicidad a nuestros hermanos”. A los agentes de Pastoral, especialmente a los párrocos, animan a “acompañar y apoyar” a los legionarios, especialmente “ayudándolos con la dirección espiritual de los Praesidia y Consejos”.

“La presencia en la Legión de tantos jóvenes hace concebir halagadoras esperanzas para el porvenir, de manera que ese carisma acogido hace setenta años en Venezuela, siga vivo y activo en nuestra querida Iglesia venezolana del mañana”, concluyen.

Coment� la nota