Los obispos del NOA veneraron a la Virgen del Valle

Los obispos del NOA veneraron a la Virgen del Valle

 Los obispos de la Región Pastoral Noroeste Argentino (NOA), reunidos en la provincia de Catamarca, visitaron el santuario y basílica de Nuestra Señora del Valle para rendir tributo a la patrona de la diócesis. Lo hicieron con una misa presidida por el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, y concelebrada por el resto de prelados y sacerdotes presentes.

Los obispos de la Región Pastoral Noroeste Argentino (NOA), reunidos en la provincia de Catamarca, visitaron el santuario y basílica de Nuestra Señora del Valle para rendir tributo a la patrona de la diócesis. Lo hicieron con una misa presidida por el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, y concelebrada por el resto de prelados y sacerdotes presentes. 

Durante su homilía, monseñor Cargnello –nacido en esta provincia- se refirió al tiempo litúrgico de la Cuaresma. Sostuvo que es “un camino por el desierto”, que tiene como punto de llegada “al Señor Jesucristo muerto y resucitado, al Viviente, al que renueva nuestra vida y todas las cosas”. 

“Avanzamos en este tiempo –agregó- en la medida en que, a través de la oración y del sacrificio de la caridad, podemos ponernos a tiro de sus ojos para dejarnos mirar por Él, para mirarlo a él, para madurar nuestra relación de discípulos, de hijos, de amigos, de hermanos de Jesús e hijos del Padre Dios, para crecer en el estilo de vida de Jesús, y poder ser un poco más cristianos”. 

Tomando las lecturas del día, en especial la que relata la curación de un hombre leproso gracias a la intervención del profeta Elías, el metropolitano expresó: “Cuando nuestros vínculos están impregnados de cálculos, no arreglan la vida, no sacan de nosotros lo mejor, no curan nuestra capacidad de vincularnos con los demás, entorpecen nuestra libertad”. 

“La Cuaresma –añadió- nos invita también a repensar nuestros vínculos. ¿Por qué elegimos un amigo? ¿Por qué acompañamos o no acompañamos la vida de nuestra familia? ¿Por qué el cansancio o la monotonía van minando nuestras relaciones?”. El prelado llamó a “descubrir lo profundo de las relaciones humanas” para “no usar al otro”, y advirtió que puede afectar la relación del matrimonio, de los padres con los hijos, de los hijos con los padres, de los amigos, de los vecinos, “más en una sociedad que todo lo mide por el dinero y por el aparecer”. 

Monseñor Cargnello invitó a pedir a Dios “la gracia de poder darnos cuenta con quiénes estamos empezando a tener un vínculo no sano” y conceda a cada uno que lo pide “ser muy honestos y dar un paso adelante” y aceptar la propuesta de Jesús. 

Luego de la liturgia eucarística y la bendición final, los obispos tributaron su amor y devoción a la Virgen del Valle elevando sus miradas y su canto desde el presbiterio. Después se trasladaron hasta el camarín para saludar a la sagrada imagen, acompañados por el rector del santuario, presbítero José Antonio Díaz. 

El encuentro que reúne a los obispos del NOA en Catamarca se extenderá hasta el próximo jueves en la casa de retiros espirituales Emaús.

Coment� la nota