Obispos de Paraguay piden evitar la violencia ante emergencia campesina

Obispos de Paraguay piden evitar la violencia ante emergencia campesina

La Iglesia Católica de Paraguay pidió a las autoridades nacionales, y en particular a las fuerzas públicas, “evitar amedrentamientos” en las manifestaciones que miles de campesinos han iniciado para exigir una solución a la crisis financiera que los aqueja.

“Al contrario, los debemos tratar como hermanos que buscan una vidamejor”, afirmaron los Obispos en un mensaje titulado “Tierra, trabajo y condiciones para una vida plena”, con fecha 11 de agosto.

Desde el 10 de julio grupos de campesinos se han movilizado en la capital de Paraguay, Asunción, frente a la sede del Congreso Nacional para exigir que se apruebe una ley de emergencia nacional y condonación de las deudas.

El Congreso había aprobado esta ley. Sin embargo, fue vetada por el Presidente Horacio Cartes, ya que el costo de la normativa puede superar los 3.200 millones de dólares, esto es aproximadamente el 25% del Presupuesto General de la Nación.

En un comunicado, los Obispos de Paraguay señalaron “no nos corresponde decir cuál es la medida económica y política exacta a seguir”, pero “sí exhortamos vivamente a bajar los niveles de confrontación”.

Animaron a “incluir a todos los sectores sociales, especialmente los cristianos comprometidos, para situar el diálogo en la búsqueda de soluciones ahora, a la inmediata ayuda de la emergencia campesina, y plantearse soluciones de fondo que traigan esperanza a nuestra gente”.

“Creemos que un apoyo integral a la agricultura familiar, con políticas públicas explícitas de corto, mediano y largo plazo, traerá beneficios, no sólo para los pequeños productores, sino para toda la sociedad paraguaya”, sostuvieron.

Asimismo, “nos parece importante reconocer que los tiempos actuales exigen la implementación de recursos modernos, con la tecnología amigable con el medio ambiente y los nuevos aportes de una producción ecológica y sustentable para mejorar mediante la producción la calidad de vida de los campesinos”.

En su mensaje, la Conferencia Episcopal de paraguay alentó a todos los sectores y organizaciones campesinas a promover “una cultura laboral con espíritu solidario y cooperativo que revalorice en el verdadero sentido del amor cristiano y de la misericordia”.

Una cultura que “piensa y actúa para unir voluntades y recursos en un proyecto que prevalezca la dignidad de cada habitante del suelo patrio para que tengan vida plena, y la tengan en abundancia”, concluyeron su comunicado.

Coment� la nota