Mestre, tras reunirse con el Papa: "Hablamos de la grieta pero sin mencionar a Macri y Cristina"

Mestre, tras reunirse con el Papa:

En un mano a mano con 0223, el Obispo de Mar del Plata trazó un balance "altamente positivo" de su encuentro en Roma con el Sumo Pontífice.

El Obispo de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, trazó un balance "altamente positivo" del encuentro que tuvo hace pocos días con el Papa Francisco en Roma y, entre otros temas, confesó que conversó sobre la "grieta" política que signa al país pero aclaró que no hubo menciones directas al presidente Mauricio Macri ni la senadora de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner.

En su llegada a "La Feliz", el máximo referente de la Iglesia católica de la ciudad le concedió un mano a mano a 0223 en el que destacó en una primera instancia como "muy fructífero" el cónclave que mantuvo con el Sumo Pontífice y otros 30 obispos de distintos puntos del país.

Mestre reconoció un Francisco "cordial, cercano y descontracturado". "Pidió que el discurso oficial que tenía uno de los obispos para agradecer la visita lo dejara de lado para poder charlar de cualquier tema que tuviera que ver con la realidad de la iglesia. Y que ahí adentro lo podíamos criticar, que no era pecado y que estaba muy bien", detalló sobre la reunión, que se extendió durante dos horas y diez minutos.

La reunión se dio en el marco de la denominada “visita Ad Limina”, que tradicionalmente se hace cada cinco años pero dijo que en esta oportunidad su realización se demoró por el término de una década “por cuestiones de agenda” del Papa.

Al referir a las principales preocupaciones que manifestó el Papa sobre la Argentina, el titular del Obispado local las sintetizó en "el trabajo y la educación". "Él se mostró preocupado por las dos cuestiones y nos animó a ser creativos en las dos temáticas particulares", dijo, y agregó: "Fuimos viendo cuestiones de las realidades de cada lugar, además de la preocupación por el tema de la casa común; el tema ecológico estuvo presente como un elemento tangencial".

También hubo lugar para debatir sobre la postura de rechazo a lalegalización del aborto: "La postura que mostró fue clara pero sin caer en fundamentalismos y eso es muy importante porque abre una capacidad democrática de diálogo".

La coyuntura política del país tampoco estuvo ajena del temario que involucró al Papa, según las declaraciones de Mestre, aunque sin profundizar en nombres propios de peso a nivel electoral: "Salieron los temas de la grieta pero lo curioso fue que en ningún momento mencionamos la palabra Macri ni Cristina. Hablamos de la grieta en general y el insistió mucho en sostener la cultura del diálogo y el encuentro".

LA DENUNCIA CONTRA JOSÉ LUIS SERRE

El Obispo aseguró que pudo hablar personalmente sobre la decisión que tomó de expulsar definitivamente del ámbito religioso al cura que se desempeñaba en Necochea y que está acusado de haber abusado sexualmente a un menor en 2017.

"Lo hable un poco con él. Y también lo hable en la Comisión de Comunicaciones del Obispado y la de Tutela de Menores, que vendrían a ser los equivalentes de los ministerios que tiene un país", explicó el pastor.

Tal como planteó anteriormente, Mestre dijo que se coincidió con la mirada de que este tipo de hechos son "realmente graves" y que merecen "cortarse con claridad". "Estamos esperando que en junio salga un 'vademécum’ especial para que los Obispos manejemos más rápidamente los temas y realmente regulemos la cuestión preventiva, que es algo que ya estamos haciendo en algunos casos", adelantó.

En este sentido, el Obispo colocó al Sumo Pontífice como el "artífice" de la política que profundizó la Iglesia para repudiar y condenar situaciones de violación. "El tema es que él no toma las decisiones en cada lugar; nosotros somos los encargados. Entonces hay que interpretar y ejecutar lo que el Papa nos está pidiendo", aclaró.

Coment� la nota