Jorge Elbaum: “Existen otros argentinos de origen judío que expresan algo muy plural y progresista”

Jorge Elbaum: “Existen otros argentinos de origen judío que expresan algo muy plural y progresista”

En una entrevista con la Agencia Judía de Noticias (AJN), el embajador argentino ante la Alianza Internacional para la Rememoración de la Shoá, Jorge Elbaum, detalló las características del llamamiento a un encuentro nacional de argentinos de origen judío, con el que no pretenden “ser la totalidad de la comunidad judía, sino una parte de ella”, y no estar “callados frente a la hegemonía de la DAIA y la AMIA”. 

Además, compartió su hipótesis de que Nisman se suicidó y se manifestó en contra de la marcha del 18F.

El llamamiento a un encuentro nacional de argentinos de origen judío, publicado el sábado, se realizó porque “la DAIA y la AMIA intentan erigirse como únicos representantes de miles de ciudadanos de ese origen, con lo que ignoran que muchos de ellos no se identifican con su discurso ni con sus posicionamientos en torno a los conflictos nacionales o internacionales”.

El embajador argentino ante la Alianza Internacional para la Rememoración de la Shoá, Jorge Elbaum, detalló en una entrevista otorgada ayer, lunes, a la Agencia Judía de Noticias (AJN) la posición y los fundamentos de quienes lanzaron esta propuesta.

Entre los que comparten los fundamentos de este llamamiento y tienen la intención de organizar en 2015 un Encuentro Nacional, se encuentra la firma de diputados kirchneristas como Carlos Heller, Mara Brawer o Edgardo Form; el abogado de las Madres de Plaza de Mayo, Eduardo Barcesat; el funcionario e intelectual de Carta Abierta Ricardo Forster; el titular de la agrupación de familiares de víctimas del atentado 18J, Segio Burstein; el director del Teatro El Picadero, Sebastián Blutrach; agrupaciones judías de izquierda, como Convergencia, entre muchos otros artistas, científicos, profesores, profesionales y periodistas. 

Por su parte, el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, en diálogo con la AJN este domingo criticó la iniciativa: “No estamos dispuestos a entrar en el juego de aquellos que quieren desacreditar a las instituciones (judías) porque son los mismos que formaron parte de ellas y hoy están criticando y poniendo en duda su representatividad”.

Sin embargo, Elbaum, que fue director ejecutivo de la DAIA durante 7 años, afirmó que la convocatoria surgió tras “haber visto desde adentro la imposibilidad de abrir las puertas a la participación pública de un montón de actores políticos y ciudadanos que son mucho más capaces que los actuales dirigentes comunitarios”.

Si bien según Elbaum la iniciativa existe desde hace tiempo, ante las diferencias con la investigación del atentado a la AMIA, tomó fuerza luego de que las instancias centrales de la comunidad no participaran en el acto del 27 de octubre en la Cancillería, a 70 años de la liberación de Auschwitz. 

- ¿Cuál es el espíritu de la convocatoria que está circulando?

- Esto es anterior a la presentación (por la denuncia contra la Presidenta, el canciller y otros por encubrir a los imputados iraníes del atentado a la AMIA) que hizo (el fallecido fiscal Alberto) Nisman, lleva casi tres meses. Empezó como un diálogo de mails entre estudiantes y profesores de las universidades de Buenos Aires, Córdoba, La Plata, etcétera, y se fue ampliando hasta que apareció la necesidad, frente a la postura actual de la AMIA y la DAIA, de hacer una convocatoria a debatir una institucionalidad de argentinos de origen judío diferente a la que expresan esas dos entidades. Yo participé del inicio del debate acerca de la necesidad de crear un espacio de reflexión autónoma, y a la luz del texto que ha surgido y de las cientos de personas que se sumaron supongo que habrá un encuentro nacional para el 20 de abril porque la mayoría de los judíos de la Argentina se sienten ajenos a ambas instituciones.

- ¿Puede convertirse en un movimiento que sea parte de un futuro del escenario electoral comunitario?

- No. Creemos que está clausurada la participación en distintas formas. En la AMIA, por el modelo imperante. Digamos que los ortodoxos han impuesto el judaísmo puro, como lo dijo en su momento un ex presidente de la AMIA, en el caso de la DAIA por una institucionalidad absolutamente burocrática donde votan 90 personas, yo lo conozco esto muy bien por haber trabajado ahí, que impide realmente que decenas de miles de argentinos de origen judío, estudiantes universitarios, artistas, se sientan con ganas de dar pelea a algo que está obstruido, como está cerrada la participación, no hay ninguna posibilidad, porque está hecha específicamente para los mismos continúen.

-El hecho de que usted haya sido un ex funcionario de la DAIA, ¿beneficia su participación en esta iniciativa o, por lo contrario, puede generarle críticas?

-Todo el mundo lo sabe y no es una novedad, yo soy un militante político, más allá de haber sido empleado de la DAIA como director. Siempre fui un tipo muy ligado a la política y en la DAIA siempre supieron que yo era una persona de izquierda y un hombre kirchnerista. Nunca quise esconderlo ni tuve la necesidad. Yo publico mis reflexiones hace muchos años, que están todas en Internet, y mi participación es el resultado de una experiencia de haber visto desde adentro la imposibilidad de abrir las puertas a la participación pública de un montón de actores políticos y ciudadanos que son mucho más capaces que los actuales dirigentes. Pero que la lógica de la AMIA y la DAIA impiden que penetren. En nuestro llamamiento hay diputados, legisladores, artistas, científicos del Conicet, y si uno lee simplemente el 5 por ciento de los nombres que aparecen en el llamamiento, realmente son incomparables con los ignotos nombres de los dirigentes comunitarios de la AMIA y de la DAIA, que son dirigentes de country. El gran problema de fondo acá es que la AMIA y la DAIA y sus dirigentes han confundido los roles institucionales que son de trabajo social en la AMIA y de lucha contra todo tipo de discriminación, que es la DAIA, han creído en un marco de total ignorancia que eso puede constituirse en un eje político nacional y en ese marco vienen cometiendo errores gravísimos, como lo es, el más grande de ellos, la participación del miércoles en una marcha codo a codo con (el líder de derecha Alejandro) Biondini, (la ultraconservadora) Cecilia Pando y todos los grupos fascistas que en nuestro país discriminaron a nuestros abuelos y que siguen siendo antisemitas, judeo-fóbicos y que tienen un odio visceral contra todo lo popular, en este caso el gobierno kirchnerista.

-Hay un twit de un dirigente de la DAIA que hace una analogía de su iniciativa con lo que fue el Nacionalsocialismo 

-En el caso de los dirigentes comunitarios lo que prevalece es una profunda ignorancia política, son sujetos de política de consorcio de un club, nunca militaron en su vida, no tienen idea de lo que es la política nacional, el resultado de esa ignorancia y de esa ausencia de participación política hacen que quemen las naves de sus respectivas instituciones participando de un evento que está claramente organizado por cuatro fiscales, que si uno mira sus historiales, son curiosamente responsables básicamente del ocultamiento de la AMIA, y que le hacen graciosamente creer a la sociedad que son los representantes de todos los fiscales. Son cuatro fiscales y de los 250 fiscales que hay en nuestro país, 80 firmaron la convocatoria a no participar en la marcha y repudiarla. No sé si esto lo saben quienes no leen el diario. Porque otra de mis experiencias del paso de la DAIA es asombrarme de la profunda ignorancia, la falta de información y la creencia de que dirigir un área deportiva se puede saltar a la política nacional.

- Del mismo modo que los cuatro fiscales no representan a todos los fiscales, Sergio Burstein representó para el Gobierno a los familiares de la AMIA, ¿piensa que la Presidenta los va a recibir y los va a convertir en la representación de la comunidad judía?

-Nosotros no lo hacemos para ser la totalidad de la comunidad judía, sino una parte de ella. Para no estar de una manera callada, frente a la hegemonía de la DAIA y la AMIA. Nosotros somos otra voz, no somos la única y no pretendemos representar a todos. Pero sí hay una parte de los argentinos de origen judío que no tienen nada que ver con la AMIA y la DAIA, cansados de esta perspectiva, llamémosla, berreta de lo que es la política. Y queremos mostrar que existen otros argentinos de origen judío, que además de tener participación pública desde hace muchos años, expresan algo muchísimo más plural, más amplio y también más progresista, que también es más coherente con la historia judía de nuestro país, en los procesos migratorios, una actitud solidaria y la lucha contra los focos de derecha. Y por sobre todo, lucha contra el fascismo. El fascismo hoy, según cualquiera que sepa ciencias políticas o sociología, es expresado por las corporaciones mediáticas, como Clarín, y las jurídicas, como las de estos cuatro fiscales, que arroban la representatividad de toda la familia judicial. De la mano de esas corporaciones van a marchar la AMIA y la DAIA, y nosotros estamos de la vereda de en frente. Que es estar con sectores populares, aquellos que con nuestros abuelos y viejos construyeron e intentaron construir una sociedad democrática.

-¿Hay algo que quiera agregar?

-No hacemos esto para encontrarnos el día de mañana con el presidente nacional, hacemos esto entre otras cosas para mostrarle a la sociedad que no hay una forma única de ser judío, como lo expresa la AMIA y la DAIA. Y en ese sentido nos encantaría dar la polémica de cara a la sociedad, polemizar con la AMIA y la DAIA frente a la sociedad argentina. Y no al interior de una sociodeportiva. Queremos demostrar que hoy esas miles de firmas que llenan este llamamiento traen ahora un poco de aire fresco frente a la pretensión de AMIA y DAIA de querer darse la representación única.

Nisman cambió su posición en los últimos tres años. Mientras yo estuve dentro de la DAIA, se desvalorizaba el trabajo de Nisman abiertamente, su consejo directivo lo repudiaba hasta que, dio una voltereta en el aire, y llamativamente gracias a (el ex agente de Inteligencia, Jaime) Stiuso y organismos de seguridad internacional, empezó a decir lo que querían que diga. Por eso si uno analiza rigurosamente la acusación de Nisman, se ve que es auto-contradictoria, insostenible, una payasada jurídica. Y sin embargo, un montón de gente institucionalizada políticamente y de odio profundo hacia el gobierno nacional pretende ver eso como una acusación válida.

-No obstante eso, para la sociedad argentina y este gobierno hay un muerto

-La muerte nunca funciona políticamente. Es algo absolutamente repudiable. Yo creo seriamente que Nisman se suicidó, lo creo por haberlo conocido mucho a él y porque lo dejaron colgado de un pincel, le ofrecieron un montón de pruebas que al final y a última instancia no se las dieron antes de ir a la bicameral a dar una explicación. Un día antes de ir a la cámara a dar la explicación, uno de los personajes que se comprometió a darle la grabación, no la tenía, y el tipo desesperado se pegó un tiro. Esto pienso que es lo que sucedió, y la fiscal (Viviana) Fein y el cuerpo forense dirá qué pasó, pero como ciudadano yo tengo mi hipótesis. Muchas veces cuando se mezcla política con la mafia o con los servicios de Inteligencia es lo que termina sucediendo. Convirtiéndose en una situación muy oscura, donde no prevalece la lucha por los valores, la racionalidad, la argumentación ni la dignidad. Sino el comercio, la mentira y la compraventa.

Coment� la nota