Francisco se compromete a "actuar con severidad extrema" contra los pederastas y los obispos encubridores

Francisco se compromete a

El Papa escribe el prólogo a un libro escrito por una víctima de violaciones por parte de un sacerdote

- "Hemos declarado nuestro deber de actuar con severidad extrema contra los sacerdotes que traicionan su misión y con la jerarquía, obispos o cardenales, que los protejan, como ha sucedido en el pasado". El Papa Francisco sigue adelante con su política de "tolerancia cero" contra la pederastia en la Iglesia y la estructura de silencio y ocultación de los abusos que, lamentablemente, se hizo sistémica entre la jerarquía durante años.

El último gesto ha sido prologar el libro del suizo Daniel Pittet, víctima de un cura pederasta, quien relata su desgarradora experiencia en "Lo perdono, padre". Un libro que el Pontífice define como "un testimonio necesario, valioso y valiente".

"¿Cómo un cura, al servicio de Cristo y de su Iglesia, puede llegar a causar tanto mal?", se pregunta el Papa. "¿Cómo puede haber consagrado su vida para conducir a los niños a Dios y sin embargo los devora en lo que he definido como un sacrificio diabólico?".

Para Bergoglio, los abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia "son una monstruosidad absoluta y un horrendo pecado" que, en ocasiones, han acabado con el suicidio de las víctimas y, en todos ellos, con sus vidas destrozadas. "Esos muertos pesan en mi corazón y sobre la conciencia de toda la Iglesia", admite el Papa. "Pido humildemente perdón a todas las familias afectadas".

En el prefacio, Francisco agradece a Daniel Pittet su testimonio, que "ayuda a derribar los muros de silencio que sofocaban los escándalos y los sufrimientos, y que muestra una terrible zona de sombra en la vida de la Iglesia".

El Papa concluye subrayando que la historia de Pittet, como la de tantas víctimas que sobrevivieron a la tragedia y se atrevieron a denunciar los abusos, "abre el camino a una justa reparación hacia la gracia de la reconciliación y ayuda a los pederastas a tomar consciencia de las terribles consecuencias de sus acciones".

Comentá la nota