Con figuras de todo el mundo, el “Partido por la Paz” del Papa se jugará en La Plata

Con figuras de todo el mundo, el “Partido por la Paz” del Papa se jugará en La Plata

El próximo “Partido Interreligioso por la Paz” se jugará el 10 de julio en el Estadio Único de La Plata, el marco de los festejos por el Bicentenario. En la primera edición del encuentro futbolístico impulsado por el Papa Francisco jugó Diego Armando Maradona, entre otras figuras.

El papa Francisco anunciará una nueva edición del “Partido Interreligioso por la Paz” que impulsa a través de la Fundación Pontificia Scholas Occurrentes. El mismo tendrá lugar el 10 de julio en el Estadio Único de La Plata.

El próximo partido tendrá lugar este 29 de mayo en el estadio Olímpico de Roma. “El partido por la paz quiere demostrar que somos capaces de hacer paz con el juego, con el arte. Los invito a este partido”, dijo el Papa.

“Será la primera vez que se haga en América latina. Argentina eligió ser sede y el Papa lo aceptó, con motivo del Bicentenario”, reveló a Clarín el director de Scholas, José María del Corral.

“Francisco hará el anuncio en la ceremonia de cierre del VI Congreso Mundial de Scholas que comenzó este viernes con siete actividades simultáneas en distintas dependencias del Vaticano”, agregó Del Corral y adelantó que habrá una “presencia virtual” de Francisco en el Partido.

La primera edición del “Partido por la Paz” se realizó en Roma el 1 de septiembre de 2014. En él jugaron los argentinos Javier Zanetti, Diego Armando Maradona, Diego Simeone, Gabriel Heinze, Mauro Icardi; los colombianos Iván Córdoba, Carlos Valderrama; el chileno Iván Zamorano; los italianos Alessandro del Piero, Francesco Toldo y Gianluiggi Buffon; el camerunés Samuel Eto’o; entre otros.

La idea del Partido por la Paz nació en abril de 2013 cuando Francisco recibió a las selecciones de Argentina e Italia que jugaron un partido benéfico. En esa oportunidad, Javier Zanetti, presidente de la fundación P.U.P.I le propuso organizar un encuentro deportivo que uniera a personas de distintas religiones, idea que fue muy bien recibida por el Papa.

Coment� la nota