Bolivia: Triduo de oración por la paz, la justicia y la libertad

Bolivia: Triduo de oración por la paz, la justicia y la libertad

En conmemoración del Día de la Independencia, la Conferencia episcopal de Bolivia (CBE) invita a orar por la paz, la justicia y la libertad, en medio de la pandemia y una fuerte conflictividad política y social en el país.

“La experiencia atestigua que cada vez anhelamos más la paz y cada vez damos más pábulo a la violencia y al odio”. Esta frase lapidaria está contenida en el subsidio preparado por la Conferencia episcopal boliviana para celebrar, del 3 al 6 de agosto, el Triduo de Oración por la Patria en ocasión del 195 aniversario de la Declaración de  Independencia de Bolivia. “¿Cómo romper este fatídico círculo de tan trágico fin?” es también la pregunta con la que los obispos invitan a meditar el primer día del triduo, dedicado al tema: “Construir la paz”.

Rezar por la gracia de ser constructores de la paz

El texto afirma que inexplicablemente, en plena emergencia de la pandemia y en miras a las próximas Elecciones Generales , el país vive bajo la continua amenaza de intolerancia e intimidación, por lo que exhorta a elegir en cuál “equipo” actuar: En el de los constructores de una paz duradera e integral o en el de los que pretenden imponer ideologías y programas de violencia. De allí, la invitación a rezar para que el Señor les conceda la gracia de ser constructores y defensores de la paz.

Fortalecer la libertad

El tema de la segunda jornada del Triduo, el 4 de agosto, está dedicado a “Instaurar la justicia”. El texto recuerda que en el Reino de Dios la justicia ocupa un rango preferencial al que los cristianos están llamados para dejar huellas, tomando como referencia el actuar de Jesús, “cuyo mensaje sobre la justicia, se ve como uno de los retos más señeros para el mundo de hoy”.

El 5 de agosto, final del triduo, está dedicado a “Fortalecer la libertad” que se sitúa – escriben los obispos - “más allá de cuantos discursos fogosos brindan programas de liberación”. De allí, el llamado a una experiencia cristiana de la libertad, que en el Evangelio, se garantiza a quienes explotan al máximo los valores que el egoísmo humano (injusticias, opresiones, intolerancias, racismos…) se esfuerzan por bloquear. “La liberación – afirman - no es el eco de un himno fervorosamente cantado. Es la meta a la que se llega tras activar al máximo los resortes del Amor”.

Unir las voces para pedir a Dios su protección

Por último, el 6 de agosto, aniversario de la independencia, se celebrará Te Deum, que por la pandemia de Covid 19 no tendrá la participación física de los fieles, pero que están invitados a unir sus voces en los hogares y comunidades, para dar gracias a Dios y pidiendo su protección.

Comentá la nota