Avanza a paso firme la reforma de la curia

Avanza a paso firme la reforma de la curia

Dos nuevas supercongregaciones absorberían a varios dicasterios; ayer se reunieron los 165 cardenales

Aunque todavía no hay ningún borrador definitivo, sino una síntesis de las propuestas llegadas desde todo el mundo, la reforma de la curia romana puesta en marcha por Francisco avanza. Y ya se habla del futuro nacimiento de dos nuevas supercongregaciones que absorberán a dicasterios ya existentes y una nueva oficina para la ecología.

Ayer, 165 cardenales de todo el mundo (menores y mayores de 80 años e incluso los "nuevos" que recibirán el anillo y el birrete de manos del Papa pasado mañana) se reunieron en el Vaticano para ser informados y hablar sobre este tema crucial. En una conferencia de prensa, el padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, intentó bajar las expectativas y dijo que deben esperarse "tiempos largos para la finalización" de esta reforma. En la entrevista que concedió a LA NACION en diciembre pasado, el propio Papa dejó en claro que la reforma de la curia no iba a estar lista este año.

Sin embargo, se van perfilando algunos cambios. Lombardi, de hecho, contó que el obispo Marcello Semeraro, secretario del llamado C-9 (la comisión de nueve cardenales que asesora al Papa), ilustró las propuestas que se están estudiando para simplificar y racionalizar la curia romana, considerada ineficiente. Adelantó que se analiza la creación de dos nuevas grandes congregaciones que englobarán a diversos pontificios consejos del Vaticano ya existentes, que serían eliminados.

La primera nueva gran congregación abordará temas que tienen que ver con laicos y familia y agrupará el Pontificio Consejo de los laicos, el Pontificio Consejo de la Familia y la Academia para la Vida.

La segunda, cuestiones que hacen a la caridad y a la justicia. Y por lo tanto juntará al Pontificio Consejo Cor Unum (que se dedica a beneficencia), el Pontificio Consejo de Justicia y Paz, el Pontificio Consejo para la pastoral de los migrantes, el Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud. Además, y esto es una novedad, incluirá un nuevo sector para la salvaguardia del ambiente y temas de ecología humana y social, que estarán presentes en la encíclica ecológica que está terminando Francisco y que será presentada en los próximos meses.

La Academia de Ciencias Sociales, cuyo titular es el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, también podría estar en este ámbito, dijo Lombardi. El vocero destacó, sin embargo, que "no hay decisiones tomadas y sólo se trata de propuestas para la reflexión".

Ante una pregunta, Lombardi también dijo que "es impensable" que un laico pueda estar al frente de una de estas dos nuevas grandes congregaciones, aunque no descartó que pueda estarlo en otro tipo de organismo.

Al inaugurar por la mañana en el Aula del Sínodo esta reunión de cardenales llamada consistorio, el Papa recordó cuál es el objetivo de la reforma de la curia, que fue auspiciada por la mayoría de los cardenales en las reuniones que precedieron al cónclave pasado, en marzo de 2013.

"La meta es favorecer mayor armonía en el trabajo de los varios dicasterios y oficinas, para realizar una más eficaz colaboración en esa absoluta transparencia que edifica la auténtica sinodalidad y la colegialidad", dijo Francisco. "La reforma no es un fin en sí misma, sino un medio para dar un fuerte testimonio cristiano, para favorecer una más eficaz evangelización, para promover un más fecundo espíritu ecuménico, para alentar un diálogo más constructivo con todos", agregó.

Justamente para reflejar esa sinodalidad (caminar juntos) y colegialidad, luego de la intervención del obispo Semeraro y otra del cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, coordinador del C-9, los cardenales que quisieron hacerlo, tomaron la palabra. "Hubo consideraciones de diversa naturaleza", contó a los medios Lombardi.

El consistorio concluirá hoy, día en el que otros dos miembros del C-9 ilustrarán a los demás sobre cómo avanza su trabajo. El cardenal Sean O'Malley informará a los purpurados sobre la comisión para la protección de menores que preside; y el cardenal australiano George Pell, el nuevo "zar" de las finanzas del Vaticano, cómo sigue su labor como titular de la Secretaría de Economía creada por Francisco. Luego, otra vez los cardenales podrán tomar la palabra e intervenir libremente..

Coment� la nota