"Argentina está en una orientación positiva", dijo el arzobispo Sánchez Sorondo, de visita en el país

El arzobispo argentino, que desde hace 43 años está en el Vaticano, aseguró que está “muy contento” con la Argentina y sostuvo que “si bien tiene problemas como todos los países del mundo” está “en una orientación positiva”.

Sánchez Orondo brindó una entrevista a Télam, en el marco de su visita a la Argentina y luego de ser distinguido por el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, con la mención de Honor del cuerpo, en un acto al que asistieron además el secretario de Culto de la Nación, Guillermo Olivieri y legisladores y autoridades del cuerpo.

Al realizar el reconocimiento, Domínguez dijo que se “resistía a los intentos de involucrar a Su Santidad en los temas de la realidad nacional, nada más alejado, porque no le hace bien ni a la política ni a Su Santidad” y puso de relieve la necesidad de avanzar en la firma de convenios de cooperación técnica con el Vaticano.

El arzobispo argentino, que fue nombrado en 1998 por Juan Pablo II canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, creada en 1603 y de la que formaron parte Galileo Galilei y 35 premios Nobel, fue reconocido por “su compromiso con la promoción del progreso de las ciencias, la justicia, el desarrollo y la solidaridad y la paz”.

Destacó además la relación del papa Francisco con el gobierno nacional, al sostener que “es lo ideal que el gobierno se entienda con el Papa, mucho más si ese Papa es Argentino, y más si se hace sinceramente”.

“Estoy muy contento porque la Argentina tiene problemas como lo tienen todos los países pero creo que está en una orientación positiva”, aseguró el arzobispo, que es uno de los embajadores del Scholas Occurentes, el programa educativo que impulsa el pontificado de Francisco en todo el mundo.

Si bien dijo no querer polemizar, Sánchez Orondo pidió relativizar sus declaraciones a un matutino porteño que le adjudicaron afirmaciones sobre la realidad política argentina y precisó que ni el Papa Francisco hacía “juicios políticos”.

“La Argentina tiene que ser solidaria con el Papa y reconocer la importancia que tiene Su Santidad, en la aplicación del proyecto que nos propone que es un modelo de justicia social, de corazón, de paz y de buenaventuranza”, afirmó el arzobispo argentino, quien puso de relieve que “el Movimiento Justicialista se inspira en la doctrina social y ese es el deseo del Papa”.

Por el contrario, Sánchez Orondo hizo referencia al capitalismo, al advertir que “pone en peligro a la democracia porque produce más desigualdad y hasta nuestros mismos economistas dicen que es tal que habiendo surgido de la democracia ahora la pone en peligro”.

Dijo además que el papa Francisco “nos ha pedido que nos ocupemos de temas de la sociedad que nadie quiere tratar, como la educación y también las nuevas formas de esclavitud. La trata de personas, la venta de órganos, el trabajo forzado, la prostitución y tantos dramas sociales son crímenes contra la humanidad y hay que combatirlos del modo más radical”.

Finalmente, Sánchez Sorondo destacó la mención de honor con la que fue distinguido hoy por la Cámara de Diputados y dijo que “en definitiva es un reconocimiento al Papa”.

Coment� la nota