Vaticano: “#YestoLife”, Congreso Internacional a favor de la vida que nace en fragilidad

Vaticano: “#YestoLife”, Congreso Internacional a favor de la vida que nace en fragilidad

Espacio de formación científica y pastoral

 El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, en colaboración con la fundación Il Cuore in una goccia – Onlus y con el apoyo de los Caballeros de Colón, organiza #YestoLife, un Congreso Internacional sobre la defensa de la vida humana que nace en condiciones de extrema fragilidad.

Del 23 al 25 de mayo, se reunirán en el en el Instituto Patrístico Augustinianum unas 400 personas procedentes de 70 países distintos.

Espera de una nueva vida

De acuerdo con la nota de prensa difundida por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, este congreso aspira a profundizar, de forma realista y concreta, en el momento de la espera de un hijo, incluso en los casos en los que se trata de una vida extremadamente frágil.

Según indica el programa del congreso: “La medicina perinatal ofrece hoy oportunidades extraordinarias de asistencia a la vida que nace, pero al mismo tiempo, plantea importantes cuestiones de carácter médico, ético, espiritual y pastoral en el acompañamiento concreto de los matrimonios y de las familias que viven la experiencia del nacimiento de un hijo afectado por graves patologías y discapacidad”.

Acompañamiento médico y pastoral

Igualmente, este encuentro desea presentar modelos realistas y replicables de acompañamiento médico, pero sobre todo pastoral, viables desde la concepción, así como revelar la cercanía de la Iglesia a las familias a las cuales muchas veces se les propone el aborto como la única alternativa

En definitiva, #Yestolife, pretende ofrecer un espacio de información y formación científica y pastoral que promueva una cultura acogedora de la vida que nace en condiciones de sufrimiento.

Papa Francisco

El Papa Francisco ha afirmado que en cada situación, la vida es un don y una “oportunidad para crecer en el amor, en la ayuda recíproca y en la unidad” (Amoris Laetitia, 47).

A partir de esta concepción, por tanto, la relación que se genera entre madre e hijo, desde el primer momento, es una realidad que hay que proteger.

Coment� la nota