La tragedia Siria, en el subte

La tragedia Siria, en el subte

Los porteños podrán asomarse al sufrimiento por el que atraviesan los sirios con una guerra que lleva más de 2000 días, mediante una instalación montada debajo del Obelisco.

Amnistía Internacional decidió emular, durante esta semana, una vivienda de Siria para que quienes circulen por la estación Carlos Pellegrini de la línea B del subte puedan experimentar lo que ven las familias de Damasco desde sus hogares: una tierra devastada por la guerra. Se trata de un modo de achicar los más de 12.000 kilómetros que separan esa ciudad de Buenos Aires.

Gracias a un sensor de movimiento, las personas que se asoman por la ventana del "living de la casa" obtienen esa triste perspectiva: del otro lado, parece haber ocurrido un bombardeo. Basta permanecer un minuto en esa recreación para experimentar Siria tal como se encuentra hoy, sumida en una de las peores tragedias humanitarias de la historia.

También hay textos y fotos de la vida de Sham, una niña siria de 6 años que tuvo que huir de su país para embarcarse en un "terrorífico viaje hacia Europa en lancha", en el que quedó varada con su madre y lejos de su padre.

"La idea es que, mientras los jefes de Estado discuten cuál debería ser la solución al problema de los refugiados, traigamos esta realidad a la gente que todos los días usa el subte", aseguró Leah Tandeter, coordinadora de Política y Justicia Internacional de la sección Argentina de Amnistía Internacional.

El proyecto puede visitarse hasta el 27 de septiembre inclusive, de 10 a 18 (el fin de semana estará cerrado). "Es una experiencia movilizadora", resaltan desde la organización humanitaria.

Coment� la nota