Rodrigo de la Serna: "Es un desafío importante y me da miedo"

Rodrigo de la Serna:

El actor argentino protagonista de "Llámame Francisco" admitió que lo asusta que el personaje sea contemporáneo y que la historia no esté escrita. El director italiano quiere mostrar "por qué este hombre está donde está".

"Estoy muy agradecido por la oportunidad que me da la vida de trabajar en un proyecto tan interesante", se sinceró Rodrigo de la Serna que interpretará a un desconocido Jorge Bergoglio, al joven, al estudioso, previo a ser mediático, previo a ser elegido Papa en Llámame Francisco.

Pero en la sala de conferencias comenzó hablando el productor general, el italiano Pietro Valsecchi, que remarcó que Francisco despierta una emoción que ningún otro Papa había logrado, y ese fue el puntapié inicial del proyecto. Por su parte, Alessandro Salem, presidente de la productora Taodue Films, agregó que este proyecto surgió con una "voz internacional" ya que será traducida al italiano y al inglés, además de filmarse en Argentina, Italia y Alemania. Daniele Luchetti, el director italiano que ya cuenta con una interesante carrera con más de doce films, manifestó: "Quiero mostrar por qué este hombre está donde está, cuál fue su recorrido, cuáles fueron sus dudas, los errores y los puntos de fuerza que tuvo su vida",

Con una boina clara y una camisa blanca arremangada estaba Rodrigo de la Serna, haciendo chistes para distender el lugar que ya era bilingüe. "Yo amo actuar y este personaje me ofrece la posibilidad de crecer como artista. Un personaje muy interesante para ser actuado. Muy complejo y simple a la vez: él se rige por el Evangelio", aseguró.

"Lo que me aporta que sea contemporáneo es muchísimo miedo", dijo entre risas y luego agregó: "Reconozco el riesgo que tiene este trabajo. Pero es un desafío muy importante no sólo a nivel profesional sino también personal. Porque es una historia que no está escrita".

No se puede negar que De la Serna está consagrado como uno de los grandes actores argentinos porque además de trabajar en Diarios de motocicletas (2004), Crónica de una fuga (2006) y San Martín: el cruce de los Andes (2011), también realizó importantes papeles en series nacionales como Lombardo en El Puntero (2011) y Riganti en Okupas (2000). "¿Cómo decir que no a este proyecto tan apasionante? Un desafío muy intenso, interpretar la vida de Jorge Mario Bergoglio", comentó.

Luego se puso serio, se arremangó rápidamente la camisa -más de lo que ya la tenía-, se acomodó en la silla y recordó cómo vivió el momento en que el país entero recibía la noticia que el nuevo Papa era argentino: "Recuerdo que estaba ensayando una obra de teatro, Amadeus, y fue una sorpresa. Yo me acuerdo previo al cónclave, unos amigos que estudiaban un poco y me decían: '¿Guarda con Bergoglio?' Y yo les decía: '¡Están locos! ¿Cuándo van a elegir a un papa latinoamericano, a un Papa jesuita?'. Y era realmente delirante pensarlo".

Por su parte, Mercedes Morán estuvo más callada y alegó su papel era una pequeña participación. "Estoy muy feliz y muy agradecida. Es una oportunidad de tener otra mirada sobre un período histórico que para nosotros es muy especial que va desde el 63 hasta que Bergoglio asume como Papa". Luego agregó sobre su rol: "Mi personaje es Esther Ballestrino, que fue una amiga de la juventud del Papa, una exiliada paraguaya comunista, que estaba en las antípodas ideológicamente de Bergoglio pero que el vínculo que los unía era una profunda fe: él en Dios y ella en el comunismo".

El chileno Sergio Hernández es el encargado de interpretar al Papa en sus años más actuales. Por ello, contó que realizó una profunda investigación al respecto. El guión es obra del reconocido Martín Salinas con varios trabajos en su haber incluyendo la dirección de Ni un hombre más (2012). Como entraron, los protagonistas del proyecto que llevará por nombre Llámame Francisco se retiraron. El filme se estrenará en diciembre de este año. No hay dudas que el proyecto es ambicioso -cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros- pero habrá que esperar al estreno, habrá que guardar las ansias.

Coment� la nota