Pesar del Papa por el asalto a una iglesia en Burkina Faso

Pesar del Papa por el asalto a una iglesia en Burkina Faso

En un tweet el dolor del Papa Francisco por el ataque terrorista ocurrido una vez más el domingo, durante la Misa. En Burkina Faso, un grupo de yihadistas masacró a un sacerdote y a cinco fieles durante la celebración matutina y luego incendió el edificio

El director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, dio a conocer en un tweet que "El Santo Padre se enteró con dolor de la noticia del ataque a la iglesia de Dablo, en Burkina Faso. Reza por las víctimas, por sus familias y por toda la comunidad cristiana del país”.

El escalofriante relato del ataque

Eran las 9 de la mañana de ayer y la misa acababa de comenzar en la parroquia del Beato Isidoro Bakania de Dablo, en el norte del país, cuando un comando de 20 yihadistas llegó a bordo de motocicletas y rodeó la iglesia. Es escalofriante el relato del ataque, como refiere la Agencia Ansa, en base a fuentes locales. El objetivo, explican las fuentes, era el sacerdote burkinés, Abbé Siméon Yampa, de 34 años, encargado del diálogo interreligioso en su diócesis: cuando intentó escapar, los terroristas lo persiguieron y le dispararon. Luego, cuando regresaron a la iglesia, obligaron a los fieles a tirarse al suelo, escogieron cinco y los fusilaron. En frío, sin piedad.

Los terroristas incendiaron también la iglesia

Los terroristas, dijo el alcalde de Dablo, Ousmane Zongo, "prendieron fuego a la iglesia, quemaron tiendas y un bar, y luego atacaron una clínica y la incendiaron también. La ciudad entró en pánico y la gente se atrincheró en sus casas mientras las actividades comerciales cerraban sus puertas. Desde la ciudad de Barsalogho, a 45 kilómetros de distancia, fue enviado personal militar  que rastreó la ciudad durante todo el día.

El pasado 29 de abril,  el ataque a una iglesia protestante

El ataque se produjo dos días después de que las fuerzas especiales francesas, de nuevo en el norte del país, liberaran a cuatro rehenes secuestrados el 1° de mayo en Benín. Una redada en la que dos oficiales franceses fueron asesinados. El 29 de abril pasado, el terrorismo islámico golpeó otra iglesia, de nuevo el domingo y al final del servicio, matando a un pastor protestante junto con cinco fieles en Silgadji, en la provincia de Soum. Los atacantes huyeron en motocicleta a Malí, cuya frontera está a sólo cien kilómetros.

Los ataques yihadistas en la región del Sahel causaron 350 muertos

Desde el 2014, Francia ha desplegado 4.500 soldados en la zona de Sahel, en el marco de la operación anti yihadista Barkhane -en colaboración con los países del G5 del Sahel (Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger)-, pero sin llegar a fondo sobre la actividad  de organizaciones como Ansaroul islam, el Estado islámico del gran Sáhara, o el Grupo de Apoyo al Islam y a los musulmanes, que desde 2015, sólo en Burkina Faso, han causado al menos 350 muertos.

Coment� la nota