El Papa y el Gran Imán ponen las bases para que nunca más pase un 11-S

El Papa y el Gran Imán ponen las bases para que nunca más pase un 11-S

10 Claves para rechazar el terrorismo y su relación con la causa de la religión. Una comisión trabajará para aplicar las pautas del Documento de la Fraternidad Humana para la paz mundial y la convivencia, firmado en Abu Dhabi el pasado 4 de febrero.

“Aunque desafortunadamente a menudo es noticia el mal, el odio, la división, hay un océano escondido de bien que crece y nos hace esperar en el diálogo, en el conocimiento mutuo, en la posibilidad de construir, junto con los creyentes de otras religiones y todos los hombres y mujeres de buena voluntad, un mundo de fraternidad y de paz”, ha manifestado el papa Francisco este lunes 26 de agosto de 2019.

El Pontífice ha hecho estas declaraciones a través del director de la oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, con motivo de la reciente creación de la Comisión superior para alcanzar los objetivos manifestados en el Documento sobre la Fraternidad Humana por la paz mundial y la convivencia común, que fue firmado el pasado mes de febrero en los Emiratos Árabes Unidos, junto al Gran Imán de Al-Azhar.

El Papa animó “el trabajo de la Comisión para la difusión del Documento” y agradeció a los Emiratos Árabes Unidos por “el compromiso concreto en favor de la fraternidad humana y desea que iniciativas semejantes puedan multiplicarse en el mundo”.

Para el presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso del Vaticano, Monseñor Miguel Ángel Ayuso Guixot, este comité, que hoy ha recibido el aliento del Santo Padre, “es un ejemplo concreto de cómo los líderes religiosos pueden tender puentes, fortalecer el diálogo, venciendo así la tentación de encerrarse en sí mismos y alimentar el choque de civilizaciones”.

En el prefacio del documento firmado en febrero por el Papa Francisco y Gran Imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayyeb se reafirma que Dios “ha creado el universo, las criaturas y todos los seres humanos —iguales por su misericordia”. Por tanto,  “por la fe en Dios”, el creyente “está llamado a expresar esta fraternidad humana, protegiendo la creación y todo el universo y ayudando a todas las personas, especialmente las más necesitadas y pobres”.

Coment� la nota