Palabra de Francisco

El Papa utiliza un lenguaje, gestual y sonoro, que todos comprenden y que a nadie deja indiferente

Hace justo dos años, exactamente a las 20:06 de un lluvioso 13 de marzo de 2013, un hombre salía a la logia central de la basílica de San Pedro. "Buenas tardes", fueron las primeras palabras del primer papa jesuita, el primero latinoamericano, el primero en utilizar el nombre del "poverello" de Asís para su pontificado. 731 días después, Francisco continúa empeñado en hacer de la Iglesia católica un lugar de encuentro para todos, ricos y pobres, del norte y del sur, hijos todos del mismo Dios, seguidores todos de la Alegría del Evangelio.

Desde sus primeras palabras de bienvenida y bendiciones mutuas, Jorge Mario Bergoglio ha logrado colocar a la Iglesia en el foco constante de la actualidad. Marcando agenda, siendo noticia y llevando la Buena Noticia a los confines, con especial interés en Asia (Corea y Filipinas así lo atestiguan). Reivindicando una "Iglesia pobre y para los pobres"; negándose a juzgar a quien busca a Dios con buena voluntad, sea quien sea; denunciando la "vergüenza" de la cultura del descarte, que arrincona a niños, ancianos, inmigrantes; reclamando la importancia de"hacer lío".

En estos dos años, Francisco ha iniciado unaprofunda reforma de la estructura vaticana; ha convocado un Sínodo de la Familia en el que, por primera vez, se han debatido, sin tapujos, sobre los matrimonios gay, los divorciados vueltos a casar, el aborto o las relaciones prematrimoniales; se ha volcado con los cristianos perseguidos por el Estado Islámico en Irak o Siria; ha denunciado la violencia contra los inmigrantes y los empobrecidos por un sistema capitalista injusto; ha buscado la paz entre Israel y Palestina, y ha sido imprescindible para el histórico acuerdo entre Estados Unidos y Cuba.

Bergoglio ha apostado por la "tolerancia cero" ante los abusos sexuales, la corrupción y el lujo en el interior de la Iglesia. Ha aglutinado en torno a su proyecto -al del Evangelio- de Iglesia "hospital de campaña" a millones de creyentes, y también ha debido lidiar con una fuerte oposición, cada vez menos silenciosa, que ha llegado incluso a acusarle de falta de legitimidad, buscando -de manera infructuosa- el apoyo del Papa emérito. 

Y también, y cómo no, ha multiplicado los gestos, las sonrisas, las palabras. Con un lenguaje, gestual y oral, que todo el mundo comprende y que a nadie deja indiferente.

Este es un resumen -necesariamente breve- de lo dicho por Francisco a lo largo de estos dos años de pontificado. Palabra de Francisco:

"Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres (...). Los pobres, los abandonados, los marginados, son la carne de Cristo"

"Esta es la Iglesia que yo amo: una madre a la que le interesa el bien de sus hijos y que es capaz de dar la vida por ellos. No tenemos que olvidar, sin embargo, que la Iglesia no son sólo los sacerdotes, o nosotros obispos, no, somos todos"

"Los pobres están en el centro del Evangelio, son el corazón del Evangelio: si quitamos a los pobres del Evangelio no se comprenderá el mensaje completo de Jesucristo"

"El Evangelio es palabra de vida: no oprime a las personas, al contrario, libera a quienes son esclavos de muchos espíritus malignos de este mundo: el espíritu de la vanidad, el apego al dinero, el orgullo, la sensualidad... El Evangelio cambia el corazón, cambia la vida, transforma las inclinaciones al mal en propósitos de bien. El Evangelio es capaz de cambiar a las personas"

"El amor de Dios viene siempre antes del nuestro. Él siempre toma la iniciativa. Él nos espera, Él nos invita, la iniciativa es siempre suya"

"No vamos a dar un paso atrás (en la lucha contra la pederastia eclesial. Con los chicos no se juega" "Las familias deben saber que la Iglesia no escatima esfuerzo alguno para proteger a sus hijos, y tienen el derecho de dirigirse a ella con plena confianza, porque es una casa segura. Por tanto, no se podrá dar prioridad a ningún otro tipo de consideración, de la naturaleza que sea, como, por ejemplo, el deseo de evitar el escándalo, porque no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores"

"Hay tanta necesidad hoy de misericordia, y es importante que los fieles laicos la vivan y la lleven a los diversos ambientes sociales. ¡Adelante! Nosotros estamos viviendo el tiempo de la misericordia, este es el tiempo de la misericordia"

"La cultura del encuentro requiere que estemos dispuestos no sólo a dar, sino también a recibir de los otros"

"Quiero lío, quiero que se salga fuera"

"Que nadie piense que puede escudarse en Dios cuando proyecta y realiza actos de violencia y abusos. Que nadie tome la religión como pretexto para las propias acciones contrarias a la dignidad del hombre y sus derechos fundamentales"

"Para ser buenos católicos, no debemos tener hijos como conejos. No, paternidad responsable"

"Si una persona es gay, y busca al señor con buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?"

"Construir la paz es difícil, pero vivir sin ella es un tormento"

"Esta tierra nuestra necesita de continuos cuidados y atenciones, y cada uno tiene una responsabilidad personal en la custodia de la creación, don precioso que Dios ha puesto en las manos de los hombres"

"Como cristianos y como ciudadanos, estamos llamados a imaginar, con fantasía y sabiduría, los caminos para afrontar este desafío. Un pueblo que no custodia a los abuelos y no los trata bien es un pueblo que ¡no tiene futuro!" 

(En Lampedusa): "Vergüenza. Es una vergüenza" "¿Quién de nosotros ha llorado por la muerte de estos hermanos y hermanas, de todos aquellos que viajaban sobre las barcas, por las jóvenes madres que llevaban a sus hijos, por estos hombres que buscaban cualquier cosa para mantener a sus familias? Somos una sociedad que ha olvidado la experiencia del llanto... La ilusión por lo insignificante, por lo provisional, nos lleva hacia la indiferencia hacia los otros, nos lleva a la globalización de la indiferencia"

"Las mujeres tienen mucho que decirnos en la sociedad de hoy. A veces, somos demasiado machistas, y no dejamos lugar a la mujer. Pero la mujer es capaz de ver las cosas con ojos distintos de los hombres. La mujer es capaz de hacer preguntas que los hombres no terminamos de entender"

"Todos ustedes tienen un cofre, una caja, y adentro hay un tesoro. Y el trabajo de ustedes es abrir la caja, sacar el tesoro, hacerlo crecer y darlo a los demás, y recibir de los demás el tesoro de los demás"

"El mundo es un legado que hemos recibido de nuestros antepasados, pero también un préstamo de nuestros hijos: hijos que están cansados y agotados por los conflictos y con ganas de llegar a los albores de la paz; hijos que nos piden derribar los muros de la enemistad y tomar el camino del diálogo y de la paz, para que triunfen el amor y la amistad"

"¡Donde no hay trabajo no hay dignidad! Y esta tragedia es la consecuencia de un sistema económico que ha puesto en el centro a un ídolo que se llama dinero. El actual sistema económico nos está llevando a la tragedia. Los ídolos del dinero nos están robando la dignidad"

"¿Hasta cuándo se seguirán defendiendo sistemas de producción y de consumo que excluyen a la mayor parte de la población mundial, incluso de las migajas que caen de las mesas de los ricos? Ha llegado el momento de pensar y decidir a partir de cada persona y comunidad, y no desde la situación de los mercados"

"Toda una generación de jóenes que no tienen trabajo, y pierden ese sentido de la dignidad"

 "Hoy día se habla mucho de derechos, olvidando con frecuencia los deberes [...] Y mientras se habla de nuevos derechos, el hambriento está ahí, en la esquina de la calle, y pide carta de ciudadanía, ser considerado en su condición, recibir una alimentación de base sana. Nos pide dignidad, no limosna"

"Nos preocupa la creciente desigualdad en nuestras sociedades entre ricos y pobres. Vemos signos de idolatría de la riqueza, del poder y del placer, obtenidos a un precio altísimo para la vida de los hombres".

"La caridad de Cristo, acogida con corazón abierto, nos cambia, nos transforma, nos hace capaces de amar no según la medida humana, siempre limitada, sino según la medida de Dios. ¿Y cuál es la medida de Dios? ¡Sin medida! La medida de Dios es sin medida. ¡Todo! ¡Todo! ¡Todo! No se puede medir el amor de Dios: ¡es sin medida!"

"Ha llegado la hora de construir una Europa que no rota en torno a la economía, sino en torno a la sacralidad de la persona humana"

"Al mundo de hoy le falta llorar. Lloran los marginados, lloran aquellos que son dejados de lado, lloran los despreciados, pero aquellos que llevamos una vida más o menos sin necesidades no sabemos llorar. Solamente ciertas realidades de la vida se ven con los ojos limpios por las lágrimas"

"La corrupción es quitar al pueblo (...). Un cristiano que presume de ser cristiano pero no vive como cristiano, es un corrupto. Todos conocemos alguno así... !Y cuánto daño hacen a la Iglesia! Los cristianos corruptos, los sacerdotes corruptos, ¡hacen mucho daño a la Iglesia!"

"Digamos juntos desde el corazón: ¡Ninguna familia sin vivienda! ¡Ningún campesino sin tierra! ¡Ningún trabajador sin derechos! ¡Ninguna persona sin la dignidad que da el trabajo!" 

"El cristiano es una persona que tiene el corazón lleno de paz porque sabe centrar su alegría en el Señor incluso cuando atraviesa momentos difíciles de la vida"

"Sólo si nuestro testimonio es alegre, atraeremos a los hombres y mujeres a Cristo"

"El buen pastor entra por la puerta y la puerta de la misericordia son las llagas del Señor: si vosotros no entráis en vuestro ministerio por las llagas del Señor, no seréis buenos pastores" 

"Hoy ya nadie duda que el mundo está en guerra. Y nadie duda, por supuesto, que el mundo está en desencuentro. Y hay que proponer una cultura del encuentro de alguna manera. Una cultura de la integración, del encuentro, de los puentes"

"No se ofrece un testimonio cristiano bombardeando mensajes religiosos, sino con la voluntad de donarse a los demás"

"Hemos perfeccionado nuestras armas pero nuestra conciencia se ha adormecido, hemos hecho más sutiles las razones para justificarnos, y como si fuese una cosa normal, seguimos sembrando destrucción, dolor, muerte"

"La guerra siempre es una derrota para la humanidad (...). En la querida nación Siria, en Oriente Medio, en todo el mundo, recemos por la reconciliación y la paz"

"Les suplico, que no se practique entre vosotros el terrorismo de los chismes, elimínenlo. Que haya fraternidad, y si se tiene algo que reprochar a un hermano, decirlo de frente, aunque eso pueda llevar a los puños, pero es mejor que el terrorismo de los chismes".  Los chismes "llenan el corazón de veneno y amargura".

Coment� la nota