Los obispos chilenos muestran su "adhesión" al nombramiento de Juan Barros para Osorno

La toma de posesión está prevista para este sábado, a las once de la mañana

"El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile expresa públicamente: nuestra adhesión, en espíritu de fe y obediencia, al Papa Francisco quien ha nominado a Mons. Barros como Obispo de la diócesis de Osorno".

Con estas palabras la Conferencia Episcopal de nuestro país reafirmó su apoyo al nombramiento del monseñor Juan Barros como el futuro obispo de Osorno.

A través de un comunicado, señalaron su "cercanía a los presbíteros, diáconos permanentes, consagrados y consagradas, laicos y laicas de la Iglesia hermana de Osorno, llamados por Jesús a ser discípulos - misioneros suyos, en comunión con su pastor".

Además se comprometen a orar para que fieles y pastor caminen en fidelidad al mandato del señor citando un pasaje bíblico: ""Padre, que todos sean uno como lo somos nosotros. Yo en ellos y Tú en mí para que sean plenamente uno; para que el mundo conozca que Tú me enviaste y los amaste como me amaste a mí\" (Jn 17, 22-23).

Cabe consignar que el obispo Barros ha tratado de desmarcarse de las vinculaciones con Karadima y recalcó en un comunicado: "Jamás tuve conocimiento ni imaginé nunca de aquellos graves abusos que este sacerdote cometía con sus víctimas".

Para las 11 de la mañana de este sábado 21 está programada la toma de posesión del monseñor Barros Madrid en la catedral San Mateo de Osorno.

Las críticas por esta designación se produjeron por la cercanía que Barros tuvo con Fernando Karadima, por supuesto encubrimiento de los abusos realizados por el ex líder de la Parroquia El Bosque.

De esta forma, no se escuchan los reclamos que, incluso, involucraron al Congreso. Esto luego de que 51 parlamentarios firmaran una carta oponiéndose a la designación y solicitaron que el propia Papa se pronunciara al respecto.

Además, Juan Carlos Cruz, uno de los denunciantes de Karadima, acusó que Barros es un "encubridor" del ex párroco, quien actualmente cumple una condena canónica de una vida de oración y prohibición de ejercer públicamente cualquier ministerio.

Declaración del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile

Ante las diversas manifestaciones que han rodeado el nombramiento de Mons. JUAN BARROS MADRID como Obispo diocesano de Osorno, el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile expresa públicamente:

1. Nuestra adhesión, en espíritu de fe y obediencia, al Papa Francisco quien ha nominado a Mons. Barros como Obispo de la diócesis de Osorno;

2. Nuestra cercanía a los presbíteros, diáconos permanentes, consagrados y consagradas, laicos y laicas de la Iglesia hermana de Osorno, llamados por Jesús a ser discípulos - misioneros suyos, en comunión con su pastor;

3. Nuestro compromiso de oración para que fieles y pastor caminen en fidelidad al mandato del Señor: "Padre, que todos sean uno como lo somos nosotros. Yo en ellos y Tú en mí para que sean plenamente uno; para que el mundo conozca que Tú me enviaste y los amaste como me amaste a mí\" (Jn 17, 22-23).

Coment� la nota