El Obispo de Quilmes difundió su mensaje por la Cuaresma

El Obispo de Quilmes difundió su mensaje por la Cuaresma

El obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, preparó un mensaje de Cuaresma para la comunidad diocesana. En su reflexión, el prelado invitó a vivir este tiempo litúrgico como una ocasión propicia para la conversión.

Tissera sostiene en su mensaje que la Cuaresma es un tiempo especial para renovar la condición de hijos de Dios ganada por el bautismo. “Es un tiempo para volver a gustar profundamente, desde lo hondo del corazón, el amor misericordioso de Dios que, por amor a cada uno de nosotros, entregó a su propio Hijo a la muerte en cruz y lo resucitó glorioso”, expresó el obispo, que también afirmó que Dios busca “vida plena y para siempre” para todos los hombres.

“Este es un tiempo para revivir la experiencia de aquel hijo menor de la parábola del padre misericordioso. Al sentirse casi muerto en vida, se acuerda de dónde salió y, arrepentido, dice «ahora mismo iré a la casa de mi padre…»”, expresó el obispo.

“La Cuaresma –agregó- es un llamado que Dios me hace y le hace a cada uno, para que, escuchando esa voz del Padre Dios, me decida a dejar las ataduras de mi propio egoísmo, de mis propias esclavitudes, y me anime a gozar de la libertad de sentirme amado gratuitamente y corresponderle con un amor sincero, humilde y agradecido”.

El sacerdote Tissera señaló en su mensaje que la diócesis comienza un trienio pastoral para preparar la celebración del 40º aniversario de la creación de esta jurisdicción eclesiástica. El primer año tiene como objetivo motivar la conversión personal y la conversión pastoral, a la luz del lema “Renovar la mirada”.

“Es mi deseo que todas las comunidades parroquiales, las comunidades religiosas, los colegios, las instituciones y movimientos tengan presente este camino eclesial del trienio pastoral. A la luz del Documento de Aparecida y de la exhortación Evangelii gaudium, revisemos nuestro caminar personal y comunitario en la vida pastoral de la diócesis, que pronto celebrará sus 40 años”, expresó el obispo.

Al final de su mensaje, monseñor Tissera señaló algunos aspectos del Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2015. En este texto, Francisco llamó a superar la “globalización de la indiferencia” a través de la oración, los gestos concretos de interés por el otro y una mayor sensibilidad a los padecimientos ajenos.

El obispo diocesano también convocó a participar de la jornada “24 horas para el Señor”, que se realizará los días 13 y 14 de marzo. Se trata de un signo comunitario de oración.

Coment� la nota