El Nobel de la Paz Pérez Esquivel y el Obispo Gabriel Mestre recorrieron el basural de Mar del Plata

El Nobel de la Paz Pérez Esquivel y el Obispo Gabriel Mestre recorrieron el basural de Mar del Plata

En el marco de una visita a Mar del Plata y después de haber recorrido este miércoles al mediodía el predio de disposición final de residuos junto al Obispo, monseñor Gabriel Mestre, el titular de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Adolfo Pérez Esquivel, habló de las políticas que se deben llevar adelante para erradicar la pobreza, de los proyectos en los cuales están trabajando y anticipó que buscará llevar la problemática social del basural de la ciudad al presidente Alberto Fernández y su ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

Teniendo en consideración la cantidad de personas que asisten al predio de disposición final de residuos para conseguir un sustento, lo cual ha aumentado considerablemente en el último tiempo, el Premio Nobel de la Paz reconoció que “este problema podríamos encontrarlo en todo América Latina y en el mundo”.

Asimismo, habló de “trabajar para superar a la pobreza y para que la gente pueda vivir en dignidad” y señaló que “hay que recurrir a las autoridades” a los efectos de encontrar una solución a esta problemática social tan delicada.

En tal sentido, anticipó: “Recién trate de conectarme con Daniel Arroyo para trata de reunirnos y ver de qué manera apoyar mejor a la gente. Que las tarjetas alimentarías puedan llegar aquí y facilitar obras de infraestructura. Es necesario generar fuentes de trabajo” como así también aclaró que cuentan con “proyectos que vamos a hablar con el presidente”.

De todos modos, el titular de la CPM reconoció que la solución a este flagelo no depende exclusivamente del Gobierno sino de la “solidaridad del pueblo” y añadió que “este Gobierno tiene una mirada social y política y vamos a tratar de dialogar, de hablar, de ver qué se acerquen. Es cierto que es necesario reciclar la basura pero no hay que quedarse únicamente en la sobrevivencia. Sobrevivir en la miseria no es bueno; hay que generar condiciones de vida dignas”.

“Faltan las políticas públicas, de atención real. Acá no se trata únicamente de la basura, es falta de educación, de salud, de vivienda, de lugares dignos, no tendría que haber una sola persona en nuestro país que pase hambre, desigualdad. Una democracia significa derecho e igualdad para todos y todas, no algunos. Desde ahí tenemos que trabajar. Este Gobierno tiene una mirada social y política. Vamos a tratar de dialogar, hablar, que se acerquen”, apuntó Perez Esquivel.

Por su parte, Monseñor Mestre, explicó que con esta recorrida se buscó “visibilizar la situación de uno de los lugares difíciles” que tiene Mar del Plata para poder alentar el desarrollo de “trabajo, políticas y pastoral que busquen crecer en Justicia y superar la situación de tantos descartados” y añadió que “la presencia de Ceamse (NdeR: la empresa que está a cargo de la operatoria del basural) ha sido positiva pero obviamente el problema social de la falta de trabajo sigue presente en el entorno del predio y en tantas otras situaciones y hay que seguir creciendo y madurando”.

Además, el Obispo de Mar del Plata destacó el “contacto fluido” que sostiene con el Municipio y adivrtió una “muy buena disposición para acompañar esta realidad que sigue siendo grave y complicada”. “El tema hay que enfocarlo desde todos los ámbitos sociales y esta tiene que ser una política de estado permanente más allá del signo político”, concluyó.

Ana Laura Vulcano, referente de la mesa de diálogo, en contacto con CNN Radio Mar del Plata explicó que “La visita se da en el marco de las tareas habituales que hacemos. Diariamente visitamos a los trabajadores del basural, llevándole agua, comida, y atendiendo sus necesidades. Aprovechando la visita de Adolfo y la generosidad que tiene con nosotros y el obispado, quiere visitar esta realidad. Me parece que es un acto que tiene que ver con su conducta, estar cerca de los que más están sufriendo. Es el sector de la ciudad más pobre que tenemos”.

Mas o menos, por nuestros censos, hay entre 300 y 500 personas. Había bajado el número, considerablemente, en algún momento. Ahora han vuelto los ranchos dentro del basural. A veces, el numero de 500 es casi fijo. Hay menores en el basural, nosotros los vamos a sostener porque no son niños, son jóvenes que tienen familia atrás, hijos. No podemos decir que los menores no pueden entrar, si hacemos eso le tenemos que dar una respuesta, porque ellos comen de eso”, aseveró Vulcano.

Por último, reconoció que “el CEAMSE en cuanto a la basura ya hizo otra cosa. Hay baños, agua. Pero el que tiene que estar presente es el Estado. La gestión de Arroyo fue absolutamente ausente en el predio. Lo que se hizo, se intentó mejorar y en algún punto nos ayudaron, fue la Provincia. Ya nos hemos reunidos con los funcionarios, los visitamos juntos. Esta gestión parece más comprometida”.

Es importante recordar que el intendente Guillermo Montenegro, junto con los otros precandidatos, se reunieron en septiembre con Mestre, donde se firmó un acta de compromiso para  impulsar políticas públicas para la atención de los trabajadores que viven del predio de disposición final, en caso de conducir los destinos de la ciudad.

Entre los ejes de la iniciativa, se destaca la convocatoria a la Mesa de Reciclaje Local; poner en práctica nuevamente el Sistema de Recolección Diferenciada Domiciliaria; y respetar la ordenanza de creación de la Tasa Girsu, destinada a la mejora en condiciones de vida de los recuperadores urbanos.

A su vez, el compromiso contempla el cumplimiento del Programa de Becas previsto por la Ordenanza 22395. La misma, sancionada en septiembre de 2015, busca la erradicación del Trabajo Infantil y la puesta en de un Centro “Socio-Educativo” para desarrollar acciones educativas, deportivas y culturales destinadas a la “integración socio territorial de los jóvenes recuperadores”, conjuntamente con la “aplicación de un sistema de becas que posibiliten el sostenimiento de estas actividades” y por último, la implementación del Programa de Puntos Verdes y del acuerdo firmado entre Cooperativa CURA y el Enosur en 2014.

Comentá la nota