Mons. Frassia llamó a tomar conciencia de “dar hasta que a uno le duela”, no “dar lo que a uno le sobra”

Mons. Frassia llamó a tomar conciencia de “dar hasta que a uno le duela”, no “dar lo que a uno le sobra”

A modo de cierre del Año de la Misericordia, y acorde con el pedido del papa Francisco de realizar un gesto concreto de misericordia en cada diócesis, monseñor Rubén Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús, ofreció el 31 de octubre una conferencia de prensa en la que comentó los detalles de la obra que la diócesis destinará a la fundación Monseñor Di Pasquo.

El obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, ofreció el 31 de octubre una conferencia de prensa en la que comentó los detalles de la obra que la diócesis destinará a la fundación Monseñor Di Pasquo, en el cierre del Año de la Misericordia.

En su encuentro con los medios de comunicación, monseñor Frassia se refirió a la misericordia que Dios tiene sobre nosotros, y expresó que “frente a esta actitud de Dios, que sabe perfectamente de nuestras limitaciones, fragilidades y miserias, podemos acceder a Dios que es rico en misericordia”.

El obispo explicó que la misericordia “es una transformación, una conversión, es un cambio de vida; Dios nos “toca” para que recibamos el impacto y que ese impacto repercuta en los demás”, y destacó la relación entre misericordia y justicia: “Las dos cosas están muy unidas e interrelacionadas pero es superior la misericordia; pero la misericordia no elimina ni quita la justicia”.

El 13 de noviembre concluirá para la diócesis el Año Jubilar de la Misericordia, con una celebración diocesana al exterior de la catedral, que se llevará a cabo a las cinco de la tarde con la participación del Pueblo Santo de Dios, según anunció el prelado.

El obispo llamó a aprovechar el tiempo que queda “para vivir seriamente esta gracia que Dios nos regala”, de misericordia para ser más justos. “La justicia significa muchas cosas: la familia, la sociedad, lo profesional, cómo tratamos a los demás, cómo somos responsables frente a las cosas que tenemos que hacer, que nos delegan, la representatividad que tenemos”, señaló.

Monseñor Frassia se refirió también a las Obras de Misericordia corporales y espirituales “en este mundo tan individual y secularizado que nos hace vivir demasiado el consumo, que hace que nos ocupemos de “nuestras cosas” olvidándonos de las cosas de los demás, poniendo en primer plano “lo nuestro” y lo otro si sobra, sobra”, y recordó que ‘los otros’ son nuestros hermanos y uno tiene que tomar conciencia de “dar hasta que a uno le duela”, no dar lo que a uno le sobra.

Luego, el obispo detalló el gesto concreto de misericordia que se realizó desde la diócesis de Avellaneda-Lanús en la Fundación Di Pasquo, por iniciativa del Consejo Presbiteral y la Comisión Organizadora de esta celebración jubilar.

La Fundación recibe a gente que está en la calle y les brinda la posibilidad de bañarse, comer, ver un poco de televisión, ser atendidos en alguna necesidad física o espiritual, dormir y al día siguiente desayunar e irse.

El próximo fin de semana se realizará la colecta destinada a la Fundación Di Pasquo. Participan todas las parroquias y colegios parroquiales y religiosos. Para ello, se han repartido sobres con el lema “hagamos misericordia con gestos concretos”.

“Hay obras de misericordia en las parroquias, en las capillas, en todos lados. En la Noche de la Caridad, por ejemplo, salen grupos parroquiales y de capillas que recorren las calles de la ciudad para atender a las personas que están indigentes; se les da comida, se los atiende, se los trata y se producen diálogos, encuentros y se esperan mutuamente; ya conocen los lugares y una vez en la semana las parroquias se van turnando y esto no sale en los diarios; porque nunca al pobre hay que usarlo ni hacer publicidad, pero la gente también tiene derecho a saber qué cosas hace la Iglesia”, precisó el prelado.

Cómo ayudar

Ofreciéndose como voluntario.

Donaciones de alimentos, en Montes de Oca 249.

Comprando un bono que sirve para pasar una noche, cenar y desayunar en el Hogar de Tránsito. Los bonos se pueden adquirir en Montes de Oca 249, en las parroquias o en el Obispado, Ameghino 907, Avellaneda.

Donaciones en dinero: cheque cuando a nombre de «Fundación Monseñor Di Pasquo», no a la orden, o transferencia o Depósito para la cuenta corriente del Banco Galicia Nº 8336-6060-4 Sucursal Avellaneda

Sobre la Fundación Di Pasquo

La Fundación Di Pasquo fue creada por el Obispo de Avellaneda Lanús, Mons. Rubén O. Frassia en 2005. Actualmente funcionan:

En Montes de Oca 249 (Tel: 4201-7532)

Hogar de Abuelos “Padre Modesto”: Para personas de más de 65 años, autoválidas (24 camas).

Hogar de tránsito para hombres “San Juan Pablo II”: Funiona de 18 a 7, se sirve cena y desayuno (30 camas)

Comedor “Beato Cardenal Ferrari”: Almuerzo gratuito, lunes a viernes, 12 a 12,30 horas.

En 12 de Octubre 162 (Tel: 4222-6099): Maternal “Jesús Niño”: Al servicio del cuidado de niños de 6 meses hasta 3 años.

En Mazzini 1163, Dock Sud (Tel: 4222-1207): Hogar de abuelos “Padre Nofal” (24 camas).

Coment� la nota