Malestar en la Iglesia con el candidato del Gobierno para la Corte Suprema

Malestar en la Iglesia con el candidato del Gobierno para la Corte Suprema

En la Iglesia existe un visible malestar por las versiones que corrieron últimamente en el sentido de que el jurista Roberto Carlés, propuesto por el Poder Ejecutivo, para integrar la Corte Suprema de Justicia de la Nación, cuenta con el aval del Papa Francisco.

“Es un verdadero disparate porque el Papa es muy respetuoso de las instituciones y de ninguna manera se inmiscuiría en una designación que compete a los poderes de la república”, dijo a Clarín una fuente eclesiástica con llegada al Pontífice.

La versión de que la candidatura de Carlés es apoyada por el Papa circuló desde el momento mismo en que se conoció su nominación por parte del Gobierno para cubrir una de las dos vacantes que existe en el máximo tribunal.

Incluso se le atribuye al propio Carlés haber llamado a precandidatos presidenciales y a senadores que deben aprobar su designación para transmitirle que contaba con el aval de Francisco para sorpresa de sus interlocutores.

La versión del supuesto apoyo papal se basó en un encuentro que  Carlés mantuvo en abril pasado con el Papa en el Vaticano y en una carta que éste le dio al jurista para un congreso de derecho penal.

Más aún: conceptos vertidos en esa carta, en la que Francisco critica el endurecimiento de las penas fue usado por Carlés como un apoyo a la reforma al Códogi Penal, que él mismo coordinó.

Lo curioso es que Carlés era hasta ante de su elección como Papa un severo crítico de Jorge Bergoglio.En un tuit de 2011, que luego borró, decía:

“¿Cómo puede Bergoglio hablar de trabajo, y a los trabajadores? Bergoglio, que no laburó nunca en su vida!”.

Además, se mostraba partidario del aborto y del retiro de los crucifijos de los despachos judiciales.

Coment� la nota