Iniciativas de las iglesias de Italia, Portugal y Hungría ante el Coronavirus

Iniciativas de las iglesias de Italia, Portugal y Hungría ante el Coronavirus

Las iglesias locales de Italia, Portugal y Hungría a través de sus Conferencias Episcopales han emprendido diversas iniciativas para ayudar y sostener a la población ante la emergencia sanitaria del Covid-19.

En Italia, uno de los países mayormente golpeados por el coronavirus, la iglesia loca propone diversas iniciativas para ayudar y sostener a la población ante esta pandemia. Una de ellas proviene de la Asociación de Hospitalidad Religiosa Italiana, que informa que las estructuras e instalaciones de hospitalidad permanecerán abiertas para acoger a quienes necesitan desplazarse por motivos de trabajo, salud o emergencia.

Asimismo, las monjas agustinas del Monasterio de Santa Rita de Cascia, quieren llevar a las casas el abrazo y el consuelo de Santa Rita y han iniciado en estos días difíciles marcados por la lucha contra la pandemia del covid-19 una campaña que tiene como lema: "En el amor de Santa Rita nunca estaremos solos". Esta iniciativa está dirigida a los devotos de la santa de los casos imposibles que se encuentran aislados en este momento difícil, pero que pueden unirse en la oración. Y así se han ideado varios "servicios virtuales" para rezar junto con las monjas del monasterio Santa Rita da Cascia. De lunes a viernes, a las 11.45 horas, en directo, se reza el Rosario y los domingos es posible participar en la misa de las 17 horas en streaming desde la Basílica de Santa Rita.

De la misma manera, el santuario de Nuestra Señora del Rosario en Pompeya llama a los fieles a la oración. "Estamos viviendo un momento difícil y ahora mismo la oración debe ser más intensa y la esperanza más fuerte", se lee en la invitación hecha a través de las redes sociales donde el Santuario de Pompeya ofrece tres momentos diarios de oración en streaming. Será posible participar a las 10:00 a.m. en la Misa desde la Capilla de la "Santísima Virgen", a las 12:00 del mediodía en la Súplica a Nuestra Señora de Pompeya, recitada por el Arzobispo y delegado pontificio Tommaso Caputo, y a las 5:00 p.m. el Rosario nuevamente desde la Capilla de la "Santísima Virgen".

Patriarca de Lisboa: compromiso de los médicos y creatividad de los sacerdotes

Más de 40 mil casos sospechosos y 448 infecciones confirmadas: este es el dramático balance del "coronavirus" en Portugal. Las cifras dadas a conocer por la Dirección General de Salud también indican que 242 pacientes están en proceso de recuperación, mientras que 206 siguen en el hospital, de los cuales 17 están en cuidados intensivos. Por su parte, la Iglesia Católica local desempeña su papel: en cumplimiento de las normas, se han suspendido las celebraciones Eucarísticas en presencia de los fieles y se han distribuido las indicaciones litúrgicas necesarias.

Este 17 de marzo, el Cardenal Patriarca de Lisboa, Manuel Clemente, envió una carta abierta a todos los fieles en la que, expresa su gratitud tanto al personal sanitario que se ha involucrado en este periodo de emergencia como a los sacerdotes que apoyan al pueblo en la oración. "Me dirijo en primer lugar a los trabajadores de la salud y a todos aquellos que en los distintos servicios públicos, sociales o privados trabajan en primera línea para prevenir y superar la actual pandemia – se lee en la carta – lo hago para agradecerles su dedicación y coraje, y para asegurarles nuestro apoyo como conciudadanos y nuestra oración como creyentes". Asimismo, el  Patriarca de Lisboa dice que está "agradecido por la creatividad con la que tantos sacerdotes, diáconos y otros agentes pastorales han utilizado las herramientas de los medios de comunicación para acompañar al pueblo de Dios". 

Obispos de Hungría: proteger la vida propia y la de los demás

Por su parte los Obispos de la Conferencia Episcopal Húngara escriben en un comunicado que, “el período de la epidemia pone de manifiesto nuestra fragilidad y el hecho de que debemos proteger nuestra propia vida y la de los demás. Con nuestras oraciones y ejemplo fortalecemos nuestra confianza en Dios y en los demás. Practiquemos la magnanimidad y prestemos especial atención a los demás en esta situación, especialmente a nuestros próximos enfermos y ancianos. Respetuosamente pedimos a nuestros hermanos sacerdotes y sacerdotes ancianos que presten especial atención a su propia salud en la situación actual”.

"Pedimos a nuestros hermanos sacerdotes que continúen celebrando la Santa Misa", recomiendan los Prelados, especificando que "la Eucaristía está en el centro de la vida de la Iglesia". "Animamos a los fieles a formar parte de la celebración desde sus casas, para que toda la Iglesia pueda así unirse al sacrificio de Cristo". Además, según las normas del Código de Derecho Canónico, los Obispos informan que el Ordinario de la diócesis, si lo considera oportuno, puede eximir a los fieles de la obligación de asistir a la misa dominical para evitar el contagio; pero también especifican que si, por motivos graves, se hace imposible que alguien participe en la celebración de la Eucaristía, es aconsejable dedicar un tiempo adecuado a la oración, a la lectura de la Sagrada Escritura, a la recitación del breviario y a otras oraciones personalmente o en familia.

Comentá la nota