La Iglesia quiere que "no se politice" una eventual visita del Papa a la Argentina

La Iglesia quiere que

Los obispos le sugirieron al pontífice que formalice el anuncio, de ser posible, antes de las primarias de agosto, para que nadie diga: "Vino por mí". Lo reveló el obispo de Comodoro Rivadavia, al aclarar que no hay fecha cierta para el viaje al país.

Ante alguna posibilidad de que el papa Francisco visite la Argentina en 2020 en el marco de fiestas religiosas importantes en la Patagonia y Catamarca, la Iglesia quiere que ese eventual regreso de Jorge Bergoglio al país "no se politice".

Por este motivo, los obispos argentinos que lo visitaron recientemente en el Vaticano le sugirieron a su compatriota que formalice el anuncio, de ser posible, ante de las elecciones primarias de agosto próximo.

Lo reveló el obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Joaquín Gimeno Lahoz, al aclarar que no hay fecha cierta para el regreso de Bergoglio a su tierra natal.

"Los obispos le sugerimos al Papa que, de ser posible, formalice el anuncio antes de las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias), para que nadie diga: ‘vino por mí’”, sostuvo.

La demora de Francisco en concretar su visita al país se debe en la actualidad a la polarización política –la “grieta”, si se prefiere- que divide a buena parte de los argentinos. No la fría relación con Mauricio Macri y, sobre todo, con un sector del Gobierno que encabeza el poderoso jefe de Gabinete, Marcos Peña.

De hecho, la Casa Rosada inició hace unas semanas un acercamiento con la Iglesia al compás de la crisis económica y la creciente tensión preelectoral. Por consiguiente, tampoco se debe a una supuesta espera de un eventual triunfo en los comicios presidenciales del peronismo –al que se le atribuye al pontífice simpatía- sea tanto en su variante “racional” como kirchnerista.

Gimeno Lahoz habló con la agencia AICA sobre este tema, al aclarar la confusión que se generó a raíz de declaraciones periodísticas suyas que se interpretaron como una confirmación de que el Papa estaría en la Patagonia de 2020, con motivo de los 500 años de la primera misa en suelo argentino.

“Me llamaron de la radio y yo manifesté el deseo del Papa de venir el próximo año. Nos dijo que eso lo podíamos decir, que no había ningún problema”, puntualizó a dar detalles de lo conversado con Francisco durante las audiencias que los obispos argentinos mantuvieron con él en el marco de la reciente visita ad límina.

“Entonces el obispo de Río Gallegos (Jorge García Cuerva) dijo: ‘qué bueno, porque justo tenemos los 500 años de la primera misa en territorio argentino’, y el obispo de Catamarca (Luis Urbanc) dijo: ‘Nosotros celebramos los 400 años de la aparición de la Virgen del Valle’”, detalló.

“Pero yo en ningún momento hablé de que iba a ir a un lugar o a otro”, aclaró, y aseveró: “Yo expresé lo que dijo Francisco y lo que manifestaron los obispos. Pero en ningún momento dije que iba a venir a la Patagonia, como dijeron los medios, ¿quién soy yo para marcarle la agenda al Papa?”.

El prelado de una de las diócesis de la provincia del Chubut sostuvo que “el Papa nos dijo que si la agenda lo permite tiene ganas de estar en 2020 en la Argentina” y reiteró: “Lo de San Julián y Catamarca lo sugirieron los obispos de cada lugar, por el año importante para la Iglesia por los acontecimientos que se celebran”.

Coment� la nota