España: La Semana Santa, ¿Patrimonio de la Humanidad?

Para "proteger ese patrimonio que se ha ido sucediendo de generación en generación"

El Pleno del Senado ha aprobado por unanimidad una moción presentada por el grupo parlamentario popular por la que se insta al Gobierno a que defienda ante la UNESCO la inclusión de la Semana Santa española en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El portavoz de Cultura del grupo popular y senador por Valladolid, Alberto Gutiérrez, ha explicado que, con esta moción, se intenta "proteger ese patrimonio que se ha ido sucediendo de generación en generación" y ha precisado que la Semana Santa "es una de esas tradiciones que forman parte de la Historia de un lugar, que sirven para crear vínculos entre sus gentes y que van conformando la memoria viva de un pueblo".

Según ha destacado, la Semana Santa "no es solo una manifestación religiosa"porque, aunque "tiene que ver con ella", va "más allá" y se convierte en "una manifestación cultural y social de enorme impacto turístico y económico". Asimismo, ha subrayado la "exhibición de riqueza musical y artística" que hacen durante esta semana las cofradías y hermandades de todo el país.

Además, Gutiérrez ha recordado que alrededor de la Semana Santa se generan "miles de empleos" ya que el turismo cultural que mueve tiene "una gran repercusión en el mercado laboral". Concretamente, este año, España ha atraído a 32 millones de turistas culturales, un 11% más que el año anterior.

Desde la creación en 2009 de la lista de la UNESCO de bienes inmateriales de la humanidad, más de 290 elementos en todo el mundo han sido incluidos en esta lista.

Por su parte, el senador socialista, Jesús Martín, ha defendido la diversidad cultural de la Semana Santa porque, a su juicio, la propuesta del PP rezumaba inicialmente un "oportunismo surrealista".

Por ello, el PSOE presentó enmiendas encaminadas a la defensa de la "diversidad" de las manifestaciones culturales y religiosas y de la protección de los objetos artísticos, obras escultóricas y otros bienes del patrimonio artístico.

Para Martín, no haber alcanzado un consenso, hubiera sido "ningunear la identidad del pasado, el reconocimiento a quienes desde su fe o su compromiso personal hacen posible la Semana Santa, y minusvalorar una memoria tan inmaterial como la materia que la hace posible".

Comentá la nota