En España “no hay epidemia de abusos contra menores”

En España “no hay epidemia de abusos contra menores”

El presidente de la Conferencia Episcopal Española y flamante cardenal, Ricardo Blázquez, reconoce la existencia de “algunos casos” pero precisa que los mismos “se han atendido con eficacia”

“Mirando la historia de estos últimos años, en España no ha habido epidemia de casos de abusos sexuales contra menores”. Es la convicción de Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal. No obstante los últimos episodios que han captado la atención mediática (como el escándalo destapado en la Arquidiócesis de Granada), para el flamante cardenal, en su país la Iglesia ha actuado “con decisión” y “eficacia”.

El arzobispo de Valladolid fue integrado al Colegio de Cardenales Papa durante el Consistorio del 14 de febrero en la Basílica de San Pedro. Vatican Insider recogió en Roma algunas de sus impresiones, tras la reunión a puertas cerradas que más de 160 purpurados sostuvieron con el Papa Francisco los dos días anteriores, el jueves 12 y el viernes 13.

El segundo día de esa reunión el cardenal arzobispo de Boston, Sean O’Malley, ilustró los trabajos de la Comisión para la Tutela de los Menores. Se trata de un grupo independiente de la Santa Sede cuyo objetivo es promover acciones de prevención y combate a los abusos. En su exposición anunció que, a partir de ahora, todas las conferencias episcopales del mundo deberán designar una persona de contacto para mantener un vínculo constante con la comisión. 

Al respecto, Blázquez estableció que los obispos españoles ya tienen previsto esa designación. “Hemos recibido una carta (del Papa) de carácter genérico, indicándonos que es una cuestión mayor que debemos tomarnos muy a pecho. En el Consistorio, aparte de aspectos de la reforma de la Curia, fuimos también informados de esta cuestión”, dijo. 

Y agregó: “El arzobispo de Boston nos habló del trabajo de esta comisión que preside. Lo hizo con una profundidad y un entusiasmo. Es una cuestión mayor y es necesario que los padres tengan la seguridad que sus hijos van a ser bien tratados en la Iglesia. Esto es muy importante. Porque a veces se va difundiendo la desconfianza en el ambiente, como una especie de aire contaminado, que termina dañando mucho”.

Reconoció que en España sí han existido casos, pero consideró que los aparecidos en los últimos decenios “se han afrontado con decisión” por parte de obispos y superiores religiosos.

“Lo primero que hay que hacer es pedir perdón porque se ha abusado de estos muchachos. Evidentemente no basta con pedir perdón, hay que poner medios. Debe prevalecer la disponibilidad a colaborar con la justicia de manera decidida. La persona que ha caído en esas situaciones debe ser retirada del servicio pastoral, aunque sea de manera cautelar. Hasta que se aclaren las cosas”, indicó. 

Recordó que, en la misma misiva del pontífice, se deja en claro que no puede ejercer el ministerio pastoral una persona que haya cometido abusos. “Nosotros estamos muy de acuerdo con esa carta y, cuando nos lleguen las indicaciones de la comisión designaremos a la persona de contacto. Queremos colaborar muy eficazmente. Insisto, tengo la impresión que en España no ha habido un problema generalizado ni mucho menos, la reacción que se ha tomado ha sido rápida y eficaz”, apuntó.

También se refirió a otros temas. Reconoció que aún no sabe en qué le cambiará la vida ser cardenal, porque todavía el Papa no le ha asignado tareas concretas en el gobierno de la Iglesia universal. 

Calificó de “muy simpática” la frase del líder católico, en una carta enviada a los nuevos cardenales, en la que les pidió no dejarse llevar por el espíritu mundano porque este puede marear “más que un aguardiente en ayunas”.  

“Es verdad que existen cosas que a todos nos marean más que un trago de aguardiente en ayunas. Él ahí alude al espíritu mundano. Es un llamado de atención hecho con simpatía. A algunos les ofende este tipo de manifestaciones coloquiales. A veces nos falta humor, esa es una salida humorística y está muy bien. Algunos dicen ‘pero es un documento oficial…’, pues muy bien, no pasa nada”, constató.

 Sobre la reforma de la Curia Romana aseguró tener la impresión que todo “seguirá adelante” y estableció que muchos cardenales agradecieron a Francisco por dar cauce a las exigencias que aparecieron en las discusiones previas al más reciente Cónclave. Y ante la pregunta sobre si piensa en la eventualidad de ser Papa, tras haberse integrado al Colegio Cardenalicio, prefirió minimizar: “Yo lo único que puedo ser es elector. Elegido podría ser cualquier cristiano”.

Coment� la nota