Un “ejército silencioso” contra la trata de personas, con la bendición del Papa

Un “ejército silencioso” contra la trata de personas, con la bendición del Papa

Francisco lanza la campaña mundial “Nuns Healing Hearts” con una conmovedora exhibición fotográfica.

El clamor de una joven nigeriana obligada a prostituirse en Italia, el llanto de los niños esclavos en Centroamérica, la desesperación de los migrantes en la frontera entre México y Guatemala o el abandono de mujeres y hombres jóvenes explotados en Tailandia, son las caras de la trata de personas en diferentes partes del mundo. En medio de este sufrimiento, un “ejército silencioso” acompaña a las víctimas de estos crímenes y les brinda esperanza. Este “ejército” está compuesto por cientos de consagradas, mujeres comprometidas contra el tráfico humano, mujeres dedicadas a salvar a otras mujeres.

Este 10 de mayo, el Papa Francisco les rendirá honor y pondrá en marcha una campaña que les ayudará a seguir acompañando a las sobrevivientes, mientras previenen que otros sean atrapados en situaciones similares.

“Nuns Healing Hearts” (monjas sanando corazones) es el título de la campaña celebrativa por los 10 años de incansable labor llevada a cabo por Talitha Kum, la red internacional de la vida consagrada contra la trata de personas, un proyecto creado justamente una década atrás por la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG). El proyecto cuenta con el patrocinio de la Fundación Galileo.

El lanzamiento de esta iniciativa tendrá lugar en el Aula Pablo VI y será el evento final de la XXI Asamblea Plenaria de la UISG, que sesiona estos días en Roma. El Papa recorrerá, acompañado por las 850 Superioras Generales que asistirán a la reunión, una particular muestra fotográfica que refleja los esfuerzos, los dolores y las alegrías de las hermanas involucradas en este apostolado.

Gracias al agudo lente de la fotógrafa especializada en asuntos internacionales y humanitarios, Lisa Kristine, las imágenes reflejan el trabajo de cientos de hermanas alrededor del mundo. La autora viajó por países como Italia, Filipinas, Tailandia, Guatemala, Estados Unidos y México para vivir, en primera persona, la comprometida labor de estas consagradas, quienes han llegado a poner en riesgo su propia existencia para disminuir el número de víctimas de la trata. Algunas de las fotografías pueden verse en www.nunshealinghearts.org.

© Lisa Kristine / Nuns Healing HeartsMonjas visitan a una víctima de la trata de personas en Filipinas

“A través de estas imágenes (o de este cuerpo de trabajo) deseo transmitir la poderosa labor que las monjas Talitha Kum están haciendo en todo el mundo en las primeras líneas de la esclavitud”, explicó Kristine, sobre su experiencia con la red, que actualmente involucra a 2.000 religiosas y sus colaboradores en 76 países distintos de los 5 continentes.

“Lo más significativo de este proyecto fue trabajar tan íntimamente con las monjas, y experimentar cómo trabajan incansablemente y con humildad, a menudo con pocos recursos, para ayudar a las personas más necesitadas” continuó.

La campaña busca colocarle rostros verdaderos a una realidad oculta e injusta. El Papa Francisco bendecirá las imágenes que también serán distribuidas a nivel mundial en formato digital. El objetivo de esta campaña es recaudar recursos para las hermanas involucradas en la misión, delicada y riesgosa, solicitando donaciones a través de la web http://www.nunshealinghearts.org.

© Lisa Kristine / Nuns Healing HeartsVíctima de la trata de personas en Guatemala

Tras su exposición en el Vaticano, la muestra con las fotografías será trasladada hasta la sede de la UISG ubicada en Roma, a pocos pasos de la Plaza de San Pedro. Permanecerá allí hasta el 10 de julio.

“La Fundación Galileo está encantada de poder llevar a cabo las colaboraciones que han hecho posible esta exposición. Las maravillosas fotografías de Lisa Kristine realmente iluminan la vocación especial de las hermanas que trabajan para erradicar la trata, resaltando a través de la lente su compromiso y su alegría”, precisó John McCaffrey, presidente y creador de la Fundación Galileo.

Coment� la nota