La dirigencia judía y el kirchnerismo vuelven a acercarse tras las tensiones por el pacto con Irán

La dirigencia judía y el kirchnerismo vuelven a acercarse tras las tensiones por el pacto con Irán

Dirigentes de la entidad tienden lazos con Alberto Fernández y dicen que recibirán al ganador de la elección. Las críticas de algunos sectores y la relación con Kicillof.

Hubo una vez en que el kirchnerismo y la dirigencia judía mantuvieron tal estado de tensión que se hizo eco en los principales diarios del mundo. Si el memorándum de entendimiento que buscaba dar vuelta de página la causa AMIA había abierto la primera fuerte herida con el gobierno de Cristina Kirchner, la aparición del fiscal Alberto Nisman muerto en su departamento el 18 de enero de 2015, aumentó la tensión. Y en los días más turbulentos, hubo acusaciones mutuas incluso en la justicia. 

Sin embargo, en medio de una balanza del poder que podría reacomodarse en favor de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, ya hubo desde el búnker del Frente de Todos acercamientos con la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), brazo político de las instituciones de la colectividad en este país.

Por empezar, días antes de que Cristina lo ungiera su candidato a presidente, Alberto F. recibió un whatsapp del presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits. Pasaron los días. Ya precandidato a presidente -ahora es candidato- Alberto F. se encontró con Knoblovits en un cóctel en la embajada rusa. Fue en junio, el embajador Dmitry Feoktistov festejaba el día nacional de la Federación.

El ex jefe de campaña de Cristina y Néstor Kirchner pidió disculpas por no haber respondido el mensaje debido a las múltiples ocupaciones y quedaron en trabajar juntos. En volver a encontrarse.

Otro nexo con la colectividad es el que han tejido con el ahora candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. El padre del ahora ex ministro de Economía de Cristina K tuvo en vida amigos en la dirigencia actual de DAIA. Y el candidato a gobernador cuenta con el padrinazgo del millonario Hugo Sigman, quien es uno de los principales aportantes que sostienen a la Delegación.

En un encuentro de Clarín con Knoblovits y Mario Comisarenco, vicepresidente de la entidad, señalaron que la DAIA "no tuvo ni tiene" un problema con el kirchnerismo. Para ellos, la relación de la entidad con los K se manejó "con transparencia" y apuntaron que canalizaron por vía judicial las demandas. Se referían a la denuncia por la inconstitucionalidad del memorándum firmado por Cristina Kirchner y el ex presidente de Irán Mahmud Ahmadinejad, que presentaron en 2013. 

En la dirigencia y en la colectividad judía hubo una fuerte grieta entre quienes apoyan al kirchnerismo, incluso por la firma del memorándum, y quienes lo criticaban furiosamente. Siendo vice de la DAIA, Waldo Wolff -hoy diputado por Cambiemos- y Knoblovits, ex secretario general, encabezaron la cruzada contra el pacto con Irán. Eran días de extrema tensión y pase de facturas con Cristina y su canciller, el fallecido Héctor Timerman, también parte de la colectividad.

En abril de 2015, el fiscal federal Carlos Stornelli llegó a impulsar curiosamente una denuncia penal contra dirigentes de la AMIA y la DAIA por supuesta traición a la patria. La demanda la había presentado Juan Gabriel Labaké, abogado de Alberto Kanoore Edul, uno de los sospechosos del atentado a la AMIA. Acusó a las autoridades de las entidades judías de mantener vínculos con esos fondos buitre estadounidenses con el objetivo de boicotear el Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán.

La ex presidenta incluso se hizo eco, y dentro de las instituciones judías la tildaban de "antisemita". La demanda por traición a la patria cayó contra los presidentes de la AMIA y la DAIA, Leonardo Jmelnitzky y Julio Schlosser respectivamente; y Wolff,  Knoblovits y Alfredo Neuberger, dirigentes de esa entidad. Stornelli, igual, no imputó a ninguno.

Al mismo tiempo, las dos instituciones se hicieron eco de la querella contra Cristina, Timerman y otros 12 imputados en la causa por "estorbo de un acto funcional, abuso de autoridad y encubrimiento agravado" del atentado a la AMIA, al firmar el memorándum con Irán. Es la causa que impulsaba Nisman.

En medio de todo esto, también estuvieron presentes las críticas de Alberto F. a Cristina cuando se pasó a la oposición. De hecho, llegó a hablar de "encubrimiento" en la firma del pacto con Irán, y afirmó su ahora candidata a vice fue la ideóloga. del mismo.

Al llegar al poder en diciembre de 2015, Mauricio Macri aprovechó el escándalo y el empantanamiento del Memorándum de Entendimiento y lo dejó sin efecto. Ello lo acercó a la colectividad, y al gobierno de Israel.  Dirigentes de la comunidad que no quisieron aparecer con nombre y apellido se mostraron contrarios a un acercamiento "tan veloz" cuando, "señalan", quedan "muchas heridas por subsanar".

Hoy, en el medio ventaja electoral que Alberto Fernández sacó en las PASO, las autoridades de la DAIA señalan que recibirán a quien sea presidente o vice de la Argentina. No importa si son los Fernández, Alberto y Cristina. "Nuestra misión es luchar contra el antisemitismo, que en las redes sociales sigue en aumento. Recibiremos a quien haya que recibir. No tenemos que perdonar ni ser perdonados por nadie", acotan con un "punto y aparte". 

Coment� la nota