La denuncia por abuso sexual contra Serre fue realizada por una familia necochense

El diario La Nación dio cuenta de una serie de documentos internos de la jerarquía eclesiástica que menciona al párroco que desempeñó tareas Nuestra Señora de Lourdes.

El excura necochense José Luis Serre figura entre las 63 denuncias realizadas a la Iglesia Católica Argentina por abusos sexuales a menores.

La información fue difundida por el diario La Nación que accedió a documentos y materiales propios del establecimiento eclesiástico.

En la descripción del caso necochense, el periódico nacional sostiene que la denuncia fue realizada por una familia de la Ciudad que participaba de las actividades en la parroquia y Nuestra Señora de Lourdes. Cabe mencionar que Serre estuvo en 4 establecimientos religiosos, entre ellos en J.N. Fernández y La Dulce.

“Los padres del menor acudieron al obispo marplatense, Gabriel Mestre, para ponerlo al tanto del caso. El prelado citó a Serre, que, tras algunas evasivas, habría admitido la acusación. El obispo de Mar del Plata dispuso entonces la suspensión preventiva de Serre apenas recibió la denuncia y de inmediato inició el proceso canónico, contexto en el que le quedaban prohibidos el ejercicio público del ministerio sacerdotal y cualquier tipo de contacto con menores de edad. Además, instó a la familia de la víctima a iniciar la causa penal”, asegura el informe periodístico.

Cabe mencionar que en octubre de 2018 la Iglesia excluyó a Serre de manera definitiva.

Respecto a la descripción del párroco local, La Nación indicó: “José Luis Serre es oriundo de Necochea y se ordenó como sacerdote a fines de 1991. Desempeñó la mayoría de sus funciones en el sudeste bonaerense. En Mar del Plata pasó por las parroquias San Cayetano, San Pío X y Jesús Obrero. Estuvo a cargo también de las parroquias Sagrado Corazón de Jesús, de Juan N. Fernández; Nuestra Señora de Luján, de La Dulce, y Santa María del Carmen, Santa Teresita del Niño y Nuestra Señora de Lourdes, en Necochea. En esta última prestaba servicios cuando fue denunciado por el abuso sexual de un menor de edad”.

No figura la denuncia que afecta a un cura en ejercicio en la Ciudad

La información propinada por el matutino excluye otro caso local, y es el de Félix Alejandro Martínez, quien, paradójicamente, fue el reemplazante de Serre tras las denuncias contra este.

Como adelantó NdeN en sucesivas investigaciones, Martínez fue denunciado mientras cumplía labores en  el Colegio Nuestra Señora del Camino de Mar del Plata, lugar desde donde fue trasladado a Madariaga, para finalmente asentarse en Necochea.

En diálogo con este medio, una de las madres de las víctimas que acudían al jardín de Infantes en cuestión aseguró que la Iglesia nunca se preocupó por escuchar las voces de los 13 niños y niñas sobre los que se fundamentó la denuncia.

De hecho, los mismos documentos firmados dan fe del planteo de los familiares. "El señor Obispo de Mar del Plata, tampoco debe saber que en 2015 se presentó un escrito, ante el entonces obispo Marino, solicitando el resultado por escrito, de la investigación, que de acuerdo al canon 1717 del Código de Derecho Canónico, debió llevar a cabo, el obispo José María Arancedo, al día de la fecha sin respuesta", agregaron desde las familias

Coment� la nota