Correa elogia al Papa y defiende en Roma sus ideas contra el cambio climático

Correa elogia al Papa y defiende en Roma sus ideas contra el cambio climático

"Lo que logró entre Cuba y Estados U nidos, eso es histórico"

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, elogió el papel mediador del papa Francisco y defendió cómo combatir las consecuencias del cambio climático tras participar como único jefe de Estado en un foro auspiciado por la ONU y el Vaticano.

Aseguró en entrevista con Efe y Radio Vaticano que la "autoridad moral del Papa, su liderazgo, es inmensa", en alusión a las mediaciones del pontífice en conflictos internacionales y tras mantener su segunda audiencia privada con el pontífice argentino.

"Yo creo que puede haber muchísimo espacio para esas mediaciones. En todo caso, ya en lo concreto, lo que logró entre Cuba y Estados U nidos, eso es histórico", reconoció Correa, que trató con el papa detalles del viaje que llevará a este a Ecuador en julio próximo.

"En todo caso, mi gratitud (es) inmensa al santo padre por esta oportunidad que me ha dado nuevamente para reunirnos. Y hablamos básicamente sobre el taller sobre cambio climático, de la nueva encíclica y de su próxima visita en Ecuador", comentó en la entrevista a propósito de la reunión a la que asistió tras ver al papa.

El mandatario reconoció en la conversación con los dos medios que en su estrategia contra el cambio climático no tiene aliados y aseguró que los impedimentos para tener éxito en ese combate son de carácter "político, no técnico".

Correa defendió que es necesario "producir más con menos cantidad de energía, con menos cantidad de recursos" después de participar en el Vaticano en una reunión internacional convocada con el lema "Proteger la Tierra, dignificar a la humanidad".

En su intervención en esa reunión, Correa defendió que la mayoría de los daños ecológicos los causan países ricos, que deben dar a países en desarrollo la posibilidad de ser compensados por ello para garantizar además la conservación del planeta.

"Tuvieron la amabilidad de invitarme porque Ecuador ha tenido algunas iniciativas, como la Iniciativa Yasuni, que lamentablemente fracasó pero el concepto es válido", explicó el jefe del Estado.

Correa aludió a esa propuesta por la que su país reclamó una compensación a la comunidad internacional por conservar intacto el petróleo del subsuelo del parque nacional Yasuní, en la Amazonía ecuatoriana, para ilustrar su posición sobre el cambio climático.

"Ninguno, pero así se empieza", reconoció el mandatario preguntado sobre con cuántos aliados cuenta para las ideas que explicó en la Ciudad del Vaticano.

"Yo creo que nos adelantamos un poquito a nuestro tiempo", rememoró Correa al recordar la iniciativa de Yasuní, pero el presidente ecuatoriano añadió: "En todo caso creo que los argumentos son impecables, se trata de justicia ambiental".

Dijo que a cambio de los "bienes ambientales" que se generan "sobre todo en los países de la cuenca amazónica, pulmón del planeta, por esos bienes ambientales no recibimos nada a cambio".

"Pero si usted quiere utilizar conocimientos que se generan en el primer mundo -tecnología, ciencia, etcétera- tiene que pagar royalties, son productos patentados", agregó.

"Cuando debería ser lo inverso: a ese conocimiento, que no tiene lo que se llama en economía rivalidad en el consumo, deberían darse incentivos para que una vez creados la mayor cantidad de gente los pueda utilizar", añadió el presidente.

En la entrevista, mantenida después de un encuentro con familias ecuatorianas que han podido recuperar en Italia la custodia de sus hijos tras perderla por dificultades derivadas de la falta de ingresos económicos y no poder mantener sus hogares, Correa aludió a laemigración de su país.

Estimó que la economía ecuatoriana "felizmente se ha recuperado" y los flujos migratorios se han revertido".

"Ahora la gente está regresando e incluso están viniendo algunos europeos, que por supuesto son bienvenidos", agregó, después de referirse al drama de la emigración, que "fue fruto de la debacle social, económica, en todos los sentidos, del neoliberalismo".

"Nos destruyó como sociedad, destruyó familias, centenas de miles de familias, pero eso no aparece en los números macroeconómicos", completó el jefe del Estado.

Correa elogió a los emigrantes ecuatorianos, "porque cuando salieron del país este estaba destruido, y no se olvidaron de su tierra, pese a lo mal que los trató su propio país".

Por último, el mandatario se refirió a la situación del fundador de Wikileaks, Julian Assange, refugiado en la Embajada de su país en Londres desde junio de 2012, para el que dijo que "siempre hubo una solución".

"Pero no se la quería aplicar no sabemos por qué, siempre, siempre", declaró Correa, quien dijo que si el caso Assange ocurriera ahora no tendría ningún impedimento para viajar adonde quisiera, tras conocerse la disposición de la Justicia sueca para interrogarlo en Londres.

"Mire que el tiempo nos ha dado ahora la razón, se lo podía interrogar en la Embajada del Ecuador", agregó el mandatario, quien dijo que se le dio asilo en la legación "no porque estuviéramos de acuerdo con todo lo que hubiera hecho, de seguro cometió infracciones legales".

"No había garantía del debido proceso, eso que quede claro, no estaba garantizado su derecho", dijo Correa en la entrevista, poco antes de regresar a Quito. 

Coment� la nota